Diputados pro Brexit muestran "apoyo total" a May pero presentan a Barnier un plan alternativo para Irlanda

Publicado 22/10/2018 18:29:23CET

BRUSELAS, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los diputados británicos conservadores Ian Duncan Smith y Owen Paterson y el líder del Partido Unionista del Úlster, David Trimble, todos ellos euroescépticos, han mostrado este lunes su "apoyo total" a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, en las negociaciones para la salida de este país de la Unión Europea, si bien han presentado en Bruselas un plan alternativo para la cuestión fronteriza en Irlanda.

Así, los tres políticos defensores de un 'Brexit duro' han viajado a la capital comunitaria para reunirse con el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, con el fin de presentar una propuesta alternativa a la de May para evitar la vuelta a 'una frontera dura' en Irlanda sin que ello suponga vincular en el futuro a Reino Unido a la unión aduanera y el mercado único.

"Utilizando las técnicas y procedimientos existentes, y dentro de la legislación europea, podemos continuar manteniendo relaciones comerciales de manera bastante eficiente a través de las fronteras sin perjudicar la integridad de la unión aduanera y el mercado único, algo fundamental para ellos (la UE)", ha dicho Paterson ante la prensa.

No obstante, el plan se basa en un informe presentado en septiembre por el grupo de diputados euroescépticos al que pertenecen, conocido como 'European Research Group', que ya fue rechazado por el Gobierno irlandés por ser "simplista" y poco "realista" ya que contempla ciertos controles técnicos y "procedimientos aduaneros simplificados" entre el norte y el sur de la isla.

"El Gobierno (británico) negocia, nosotros estamos aquí para presentar un documento --y eso hemos hecho-- y tener una discusión constructiva (con Barnier), tal y como ha sido, y ahora nos volvemos para informar al Gobierno sobre ésta", ha dicho por su parte Duncan Smith.

En las próximas semanas May deberá hacer frente a la creciente oposición a su liderazgo en el Partido Conservador, donde cada vez existen más voces que se muestran críticas con la primera ministra y la manera en la que está afrontando las negociaciones del Brexit.

DESACUERDO EN TORNO AL PLAN PARA IRLANDA

Reino Unido y la UE se comprometieron desde el principio de las negociaciones a buscar una solución que evitase la irrupción de una frontera física entre el Úlster y la República irlandesa tras el Brexit en caso de que un futuro acuerdo de libre comercio entre ambas partes siga haciendo necesarios los controles.

No obstante, la imposibilidad de que ambos bandos se pongan de acuerdo sobre el 'plan de emergencia' para Irlanda que asegure la paz en la isla, y que debe formar parte del acuerdo de retirada, supone el principal escollo a día de hoy para cerrar un pacto de divorcio.

La UE propuso que, como parte de ese 'plan de emergencia', Irlanda del Norte pueda permanecer en la unión aduanera y en partes del mercado único tras el Brexit, si bien Londres lo considera inaceptable, ya que cree que iría en contra del orden constitucional británico y pondría fin a la unidad de su propio mercado interior.

La propuesta de Bruselas pasaría por realizar tras el Brexit ciertos controles a los bienes que circulen entre el Úlster y el resto del territorio de Reino Unido, algo que no gusta a May, que recientemente se ha mostrado abierta a una ampliación del periodo transitorio que debe extenderse desde la salida oficial, en marzo de 2019, hasta diciembre de 2020, durante el cual Reino Unido permanecería a efectos prácticos en la UE aunque sin voz ni voto sobre los asuntos comunitarios.

Contador