16 de febrero de 2020
 

EEUU dice no haber detectado un aumento de las actividades de Estado Islámico en Siria o Irak

Publicado 24/01/2020 1:11:00CET
El enviado especial para la Coalición Internacional contra Estado Islámico, James Jeffrey.
El enviado especial para la Coalición Internacional contra Estado Islámico, James Jeffrey. - Stefani Reynolds - Archivo

Jeffrey indica que entre 14.000 y 18.000 yihadistas siguen "activos" en estos países Aboga por mantener el despliegue para derrotar la amenaza terrorista

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha afirmado este jueves que no ha detectado un incremento de las actividades del grupo yihadista Estado Islámico en Siria ni Irak, a pesar de las tensiones en la región y la suspensión de las operaciones militares de la coalición internacional en territorio iraquí a causa de las mismas.

Las tensiones aumentaron a principios de enero a raíz de la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, Qasem Soleimani, en un bombardeo estadounidense en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Teherán--, Abú Mahdi al Muhandis, tras lo que Irán bombardeó dos bases en Irak que alojan tropas estadounidenses en respuesta.

La respuesta iraní a la muerte de Soleimani --aplaudida por Estado Islámico, que la describió como "intervención divina"-- llevó a la coalición a suspender sus operaciones militares en Irak.

El Parlamento del país exigió además al Gobierno que pusiera fin a la presencia de tropas internacionales en el país, lo que provocó preocupaciones sobre el impacto de todo ello sobre la lucha contra el grupo yihadista.

"En Siria, la coalición continúa en el noreste las operaciones con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) contra los restos de Estado Islámico", ha dicho el enviado especial para la coalición, James Jeffrey. "No hemos visto un incremento particular de las actividades de Estado Islámico en el noreste (de Siria) ni en Irak", ha recalcado.

Así, ha manifestado que las operaciones de la coalición "han estado principalmente en pausa en Irak debido a que se centran en la protección de las fuerzas y en encontrar un camino hacia adelante con el Gobierno iraquí tras la votación no vinculante del Parlamento sobre la retirada de las fuerzas estadounidenses y de la coalición".

"No hemos visto un aumento de la violencia en Irak por parte de Estado Islámico en este periodo", ha reiterado, antes de sostener que los yihadistas "no se han aprovechado" de la situación. "Las Fuerzas Armadas iraquíes siguen llevando a cabo operaciones", ha añadido.

Jeffrey ha explicado que, a pesar de la suspensión de las operaciones militares, "hay diálogo entre la gente en la coalición y las fuerzas iraquíes, se intercambia información a varios niveles".

COMPROMISO CON LA MISIÓN

Pese a que ha destacado que Estados Unidos "está preparado para discutir con el Gobierno iraquí la relación estratégica en general", ha indicado que los países miembro de la coalición "creen en la misión de derrotar a Estado Islámico".

"Nadie cree (...) que sólo con la muerte del califato físico de Estado Islámico se haya terminado", ha manifestado Jeffrey, quien ha cifrado en entre 14.000 y 18.000 los miembros del grupo yihadista que siguen "activos" entre Siria e Irak.

"Están bajo control en el noreste (de Siria). Han mostrado en el pasado alguna reconstrucción en Irak, particularmente en el área de las provincias de Diyala y Kirkuk. Asimismo, al sur del Éufrates, en áreas en las que el régimen sirio debería ser responsable, pero en gran parte no lo es, han estado bastante activos", ha alertado.

De esta forma, ha apuntado que en Estados Unidos y la coalición "hay preocupación" y ha añadido que "la coalición está absolutamente comprometida" en su lucha contra los yihadistas. "Es una misión muy popular, no sólo en Estados Unidos, sino en todos los países miembro, que son principalmente de Europa y países como Australia y Nueva Zelanda", ha destacado.

"Obviamente, no mantenemos a miles de estadounidense y miles de tropas de otros países de la coalición en Irak sin hacer nada. Tenemos una misión, y es una misión importante. La misión la quiere el Ejército de Irak y, creemos, la mayoría de los iraquíes", ha argüido.

Por ello, ha advertido que "con el tiempo, obviamente, existe la posibilidad de una degradación de los esfuerzos contra Estado Islámico si no somos capaces de hacer las cosas que hacíamos de forma tan eficiente hasta hace unas pocas semanas".

"El riesgo de resurgimiento de Estado Islámico es un problema muy grande. Lo hemos enfatizado desde la derrota del califato físico en torno al Éufrates en marzo del año pasado", ha dicho, en referencia a la toma de Baghuz --último enclave de los yihadistas-- por parte de las FDS.

"Los iraquíes están preocupados por eso. Nuestros socios de las FDS en el noreste de Siria están preocupados por eso. Los turcos están preocupados porque ahora tienen fuerzas en el noreste --tras su ofensiva de finales de 2019 contra las Unidades de Protección Popular (YPG), principal integrante de las FDS--. Todo el mundo está analizando esto, y de cerca", ha dicho.

"NO HAY INTERÉS EN LA RETIRADA"

Jeffrey ha sostenido que, por todo ello, Estados Unidos "no está interesado en hablar sobre una retirada". "No creemos que debamos retirarnos", ha dicho, si bien ha puntualizado que "es obviamente una decisión iraquí". "Reconocemos eso", ha destacado.

Sin embargo, ha dicho que estas conversaciones "deben cubrir la totalidad de la relación, lo que va mucho más allá de las fuerzas y la seguridad". "Es el reequipamiento a largo plazo de las fuerzas militares iraquíes, la agenda regional, el apoyo diplomático, financiero o monetario a Irak", ha explicado, si bien ha matizado posteriormente que no estaba vinculando una posible retirada de las tropas con una retirada de este apoyo.

Por otra parte, ha destacado que Washington "trabaja con el secretario general de la OTAN, (Jens) Stoltenberg, sobre las maneras en las que la OTAN podría responder a la petición del presidente (estadounidense, Donald Trump) sobre un mayor papel en Irak y otras zonas de Oriente Próximo por parte de la OTAN".

"La OTAN está analizando (...) cómo podría jugar un papel mayor. La OTAN implica no sólo tropas estadounidenses, sino a la mayoría de los países que están ahora en la coalición", ha argumentado, al tiempo que ha dicho que "hipotéticamente" podría haber un "giro" en el número de fuerzas bajo bandera de la OTAN y las de la coalición.

"Esto es algo hipotético ahora. Es una fase muy temprana de las discusiones", ha dicho, en referencia a este trasvase de tropas entre misiones de la coalición y la OTAN en Irak para mantener la presencia militar en la región.

Contador

Para leer más