EEUU espera lograr "un buen resultado" tanto para Turquía como para los kurdo-sirios tras su retirada de Siria

Mike Pompeo
REUTERS / YVES HERMAN - Archivo
Publicado 12/01/2019 18:18:42CET

ABU DHABI, 12 Ene. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha defendido este sábado la posibilidad de lograr un acuerdo para que tanto Turquía como los kurdos del norte de Siria estén satisfechos tras la retirada del Ejército estadounidense de Siria.

"Reconocemos el derecho del pueblo turco a defender su país de los terroristas, pero también sabemos que (...) no son terroristas y combaten con nosotros desde hace tanto tiempo merecen ser protegidos", ha afirmado Pompeo en declaraciones a la prensa desde Abu Dhabi.

"Hay muchos detalles que hay que trabajar, pero soy optimista y creo que podemos tener un buen resultado", ha añadido tras una conversación telefónica con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu.

El jefe de la Diplomacia estadounidense ha explicado además que la retirada de las tropas estadounidenses es un "cambio táctico" que no afecta a la disposición de Estados Unidos para destruir al Estado Islámico y contrarrestar la influencia iraní en la región.

Pompeo ha explicado que el enviado de Estados Unidos para Siria, Jim Jeffrey, ha viajado al noreste de Siria esta misma semana y pronto estará en Ankara para impulsar, entre otras cuestiones, un proceso político con la mediación de la ONU que ponga fin a ocho años de guerra en Siria. Así ha insinuado que los contactos entre Damasco y los kurdos podrían ser un componente más de un proceso político más amplio. "Esperamos que sea un punto de inflexión", ha argumentado.

En estos contactos, ha indicado Pompeo, también ha abordado con Cavusoglu la situación de los ciudadanos estadounidenses presos en Turquía.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el 19 de diciembre que había ordenado una retirada de los 2.000 militares estadounidenses desplegados en Siria en un plazo de 30 días sin condición alguna. Más tarde el propio Trump apuntó a un plazo de cuatro meses, pero ya se especula con plazos aún más prolongados.

Turquía ya advertido de que atacará a las milicias kurdas del norte de Siria aliadas de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico. El principal objetivo de Ankara son las Unidades de Protección Popular (YPG), columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), las fuerzas armadas de Siria del Norte, una autoproclamada república federal e interétnica que aspira a convertirse en el sistema político dominante en toda Siria.

Precisamente las FDS serían las principales perjudicadas por la retirada estadounidense y han advertido de que si se materializa, cesarán el ofensiva contra los yihadistas para concentrarse en la defensa frente a una posible ampliación de la invasión turca.

Contador