España estudia participar en el sistema para comerciar con Irán y esquivar las sanciones de EEUU

Acto de inicio de campaña del PSC en Barcelona
David Zorrakino - Europa Press
Publicado 13/05/2019 17:07:46CET

BRUSELAS, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha indicado este lunes que España está estudiando el modo de participar en el instrumento comercial diseñado por Francia, Alemania y Reino Unido para garantizar que pueden seguir haciendo negocios con Irán al tiempo que esquivan las consecuencias de las sanciones que Estados Unidos reintrodujo contra Teherán.

"España está considerando muy positivamente la posibilidad de formar parte de la empresa financiera creada por Reino Unido, Alemania y Francia, para posibilitar que las empresas puedan seguir trabajando con Irán", ha expresado Borrell a la prensa en Bruselas, en donde asiste a una reunión de ministros de Exteriores de la UE.

El jefe de la diplomacia española no ha querido dar detalles sobre esta operación, pero sí ha dicho que es una opción "sobre la mesa del presidente," Pedro Sánchez, y que el Gobierno está "estudiando de qué manera" sumarse al proyecto.

Además, Borrell ha asegurado que tanto la Unión Europea como España en particular harán "todo lo posible para mantener vivo" el acuerdo nuclear con Irán, a pesar de que Estados Unidos haya puesto obstáculos a la venta de petróleo iraní y de que Teherán haya respondido apuntando que "dentro de seis meses pueden empezar a incumplir" parcialmente sus obligaciones con el Tratado.

Esta situación es "muy mala noticia", ha opinado el ministro español, quien ha confiado en que Irán "reconsidere" este ultimátum. "Hay que hacer todo lo posible para evitar que se vaya al traste definitivamente un acuerdo tan laboriosamente construido y del que depende en buena medida nuestra seguridad en la región", ha expresado Borrell.

En este sentido, Borrell ha dicho que, aunque para Washington el pacto nuclear esté "muerto ya", "para que muera del todo hace falta que se muera de los dos lados" y por ello el bloque europeo insiste en convencer a los iraníes de que no lo abandonen también.

"Sería una derrota de la diplomacia y de los esfuerzos que se han hecho para conseguir que Irán no se convierta en una potencia nuclear y que, al mismo tiempo, no se apliquen sanciones", ha dicho Borrell, quien ha lamentado que el presidente estadounidense, Donald Trump, haya "roto ese delicado equilibrio".

Del estado de las relaciones transatlánticas, Borrell ha destacado que se ha pasado de una situación "mucho más normalizada" en la que no había "estos focos de tensión" a un nuevo escenario en el que las circunstancias "no son tan fáciles de tratar", pero que obligan a abordar con franqueza los asuntos con los que no se está de acuerdo o no se apoya.

En este contexto, Borrell ha considerado que la visita sorpresa a Bruselas que este lunes realiza el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, debe ser entendido como prueba del "especial interés e importancia" que Estados Unidos da a sus socios europeos.

Contador