Las fuerzas canadienses repelieron dos nuevos ataques del Estado Islámico en la última semana

Publicado 27/01/2015 5:37:02CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Paul Forget, miembro del Comando de Operaciones Conjunto de Canadá, ha confirmado este lunes que las tropas del país norteamericano desplegadas en Irak han protagonizado dos nuevos enfrentamientos con milicianos del grupo extremista Estado Islámico en los últimos días.

La semana pasada, el comandante del citado organismo, Michael Rouleau, dijo que las tropas canadienses repelieron un ataque de los yihadistas, en un incidente que se enmarca dentro de la ofensiva emprendida contra el grupo yihadista por una coalición liderada por Estados Unidos.

"Dos eventos similares han tenido lugar durante la última semana, y en ambos casos las fuerzas especiales canadienses, actuando en defensa propia, respondieron a los disparos, neutralizando la amenaza", ha dicho Forget, quien ha afirmado que no ha habido víctimas entre los soldados canadienses.

Así, ha defendido que el papel de las tropas canadienses está evolucionando, si bien ha dicho que estos incidentes "no son una nueva norma, sino una evolución del papel (de Canadá) en asesoría y asistencia", según ha informado la cadena de televisión canadiense CBC.

En este sentido, ha detallado que las tropas canadienses no se han limitado a enseñar a las fuerzas iraquíes "los fundamentos de la guerra", sino que "se ha entrado en una atmósfera más parecida a un campo de batalla táctico".

"Como parte de la evolución del conflicto, lo que pasa en la zona en la que nuestras fuerzas de operaciones especiales llevan a cabo su papel de asesoría y asistencia, y están llevando a cabo esas operaciones en el marco del mandato que se les asignó", ha remachado.

La Cámara de los Comunes canadienses aprobó en octubre de 2014 una misión aérea de seis meses para combatir al Estado Islámico en Irak. El Gobierno de Stephen Harper ha dicho que estudia ampliar la participación a Siria, aunque sin dar nada por concretado todavía.

Un mes antes, el Gobierno ya había aprobado el envío de 69 soldados de las fuerzas especiales al norte de Irak para colaborar con las fuerzas locales, aunque Harper aclaró el 1 de octubre que sobre el terreno sólo había 26 efectivos.

Para leer más