Las Fuerzas Democráticas Sirias reciben por primera vez blindados tras la llegada de Trump

Actualizado 31/01/2017 15:37:05 CET
RODI SAID/REUTERS

BEIRUT, 31 Ene. (Reuters/EP) -

La coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo terrorista Estado Islámico ha suministrado a sus aliados sirios vehículos blindados por primera vez, ampliando el apoyo desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, llegó al poder, según ha informado este martes un portavoz de los grupos sirios a Reuters.

Los vehículos blindados y de transporte de tropas llegaron hace cuatro o cinco días, ha explicado Talal Silo, portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que incluyen a la milicia kurda YPG.

Aunque el número ha sido pequeño, ha precisado, "esto es una prueba de que hay signos de un nuevo apoyo". "Anteriormente no conseguíamos apoyo de este tipo, nos gustaría conseguir armas ligeras y munición", ha señalado.

"Hay signos de un pleno apoyo de la nueva Administración estadounidense, más que antes, para nuestras fuerzas", ha sostenido el portavoz de las FDS.

Por otra parte, una fuente militar kurda ha indicado a Reuters que la siguiente fase en la campaña de las FDS está destinada a cortar las últimas rutas a Raqqa, el bastión de Estado Islámico en Siria, incluida la carretera hacia Deir Ezzor.

Las primeras dos fases de la ofensiva se han centrado en capturas las zonas al norte y el oeste de Raqqa, en el marco de la estrategia para rodear la ciudad. La tercera fase se centrará en capturar las zonas que quedan, incluida la carretera entre Raqqa y Deir Ezzor.

Estado Islámico controla casi por completo la provincia de Deir Ezzor, donde ha estado luchando en las últimas semanas para intentar capturar los últimos reductos que mantiene el Gobierno sirio en la ciudad del mismo nombre.

Aislar a Raqqa de los bastiones que Estado Islámico tiene en Deir Ezzor sería un importante revés para el grupo terrorista. "La próxima fase de la campaña busca aislar a Raqqa completamente", ha explicado la fuente militar kurda, que ha pedido no ser identificada. "Para alcanzar esto hace falta llegar a la carretera entre Raqqa y Deir Ezzor", ha añadido, reconociendo que "esta misión será difícil".