La Guardia Revolucionaria dice que una guerra entre EEUU e Irán provocaría el "colapso irreversible" de Israel

Publicado 08/08/2019 17:53:58CET
Hossein Salami, nuevo comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán
Hossein Salami, nuevo comandante de la Guardia Revolucionaria de IránREUTERS / MORTEZA NIKOUBAZL - Archivo

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Hossein Salami, ha afirmado este jueves que el estallido de una guerra entre Estados Unidos y el país pondría a Israel "bajo una amenaza a gran escala" que supondría su "colapso irreversible".

"El enemigo es muy consciente de que cualquier nueva guerra expondría al régimen sionista --en referencia a Israel-- a una amenaza a gran escala y su colapso irreversible", ha manifestado, según la cadena de televisión iraní Press TV.

Salami ha resaltado que Washington no está interesado en iniciar una guerra con Irán debido a este motivo y ha advertido de que, en caso de conflicto, "habrá una erupción de guerra, fuego y peligro en todas partes".

Así, ha manifestado que "varios aliados de Estados Unidos en la región animaron a Washington a lanzar una guerra (contra Irán), pero después se dieron cuenta de que esto amenazaría sus sistemas políticos, así que se callaron".

"Estoy seguro de que los sionistas y los aliados regionales (de Estados Unidos) no tienen interés en la guerra porque saben que la escala geográfica de la misma sería expansiva y conocen cuál sería el resultado", ha zanjado.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán y dentro de la región de Oriente Próximo han aumentado en los últimos meses a causa de la salida de Washington del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El Gobierno de Irán ha anunciado que se desvinculará progresivamente del acuerdo y anunciará nuevas medidas cada 60 días si Europa no toma "nuevas iniciativas" para garantizar la plena reincorporación de la República Islámica a los mercados internacionales.

Así, el 8 de julio dijo que ha empezado a enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento fijado por el acuerdo nuclear firmado y resaltó que llegar al 20 por ciento es una opción. Sin embargo, es un porcentaje que dista mucho del 90 por ciento exigido para fabricar armas nucleares.

Teherán subraya que estas medidas no suponen un incumplimiento del acuerdo, ya que lo consideran legítimo desde el momento en el que una de las partes --en este caso Estados Unidos-- se retiró unilateralmente hace más de un año.

Para leer más