HRW valora como un gran avance el proceso para establecer una comisión de la verdad en Gambia

HRW ha valorado como un gran avance para Gambia el desarrollo de una comision
REUTERS / EDUARDO MUNOZ
Actualizado 12/12/2017 20:56:35 CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha valorado como un gran avance para Gambia el debate que se celebrará este miércoles acerca del anteproyecto de ley que regirá la comisión de la verdad que el presidente del país, Adama Barrow, ha desarrollado con el fin de esclarecer e investigar las acusaciones sobre las violaciones de Derechos Humanos cometidas por su predecesor, Yahya Jamé.

Una de las principales novedades que introducirá esta nueva comisión es la posibilidad de que los responsables obtengan la amnistía si colaboran con su testimonio verídico acerca de los abusos que han cometido y su grado de implicación. No obstante, el texto legal descarta la amnistía para los casos que "formen parte de un crimen contra la Humanidad".

El ministro de Justicia, Abubacar Tambadu, ha presentado el anteproyecto de la comisión de la verdad después de realizar en agosto una consulta a nivel nacional, en la que también participaron numerosas ONG tanto nacionales como internacionales, entre ellas HRW.

Según lo establecido por el Derecho Internacional, la Asamblea Nacional de Gambia tendrá que enmendar el anteproyecto de esta comisión de la verdad, la reconciliación y la reparación para que se haga efectiva la prohibición de la amnistía para los responsables de las muertes, las desapariciones forzosas, las violaciones y las torturas que se han cometido en el país.

Un investigador de HRW para África occidental, Jim Wormington, ha asegurado que "Gambia se beneficiará enormemente" de este nuevo proceso de verdad que "sacará a relucir" los abusos cometidos por Jamé.

Wormington ha destacado que las víctimas de Gambia "merecen" una comisión de la verdad que les proporcione una plataforma para "contar sus historias" y permita que los responsables de estos crímenes se enfrenten a la Justicia.

La comisión, que estará formada por once miembros, documentará las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante las dos décadas de mandato del ex presidente Jamé, que desde enero vive exiliado en Guinea Ecuatorial. Jamé abandonó Gambia después de perder las elecciones presidenciales de diciembre de 2016.

INDEPENDIENTE, IMPARCIAL Y COMPETENTE

El proyecto de ley exigiría a Barrow que, durante el proceso de selección de los miembros de la comisión, considerase la opinión de miembros de la sociedad civil, incluyendo a las organizaciones de víctimas.

El presidente también debería tener en cuenta aspectos como la diversidad geográfica, regional y étnica de Gambia. HRW ha advertido de que elegir a los candidatos adecuados será esencial para que la comisión de la verdad sea independiente, imparcial y competente.

Tambadu ha explicado en declaraciones a Reuters que el Ejecutivo gambiano ofrecerá a los acusados la oportunidad de conseguir una amnistía con el fin de incitarles a confesar su implicación en estos abusos.

El anteproyecto de ley establece que "es importante contar con un registro histórico, preciso e imparcial de las violaciones", así como documentarlas para "la posteridad" con el fin de garantizar que nunca se vuelvan a cometer abusos semejantes.

La comisión de la verdad planea realizar audiencias públicas y divulgar un informe final, para cuya elaboración el Gobierno dispondrá de un libro en blanco donde describir cómo implementará las recomendaciones del informe.

El anteproyecto de ley también ha reconocido que responder a las violaciones de Derechos Humanos que se han cometido históricamente en Gambia supone hacer frente a la cultura de impunidad que existe en el país. Dicho marco legal, faculta a la comisión para identificar y dictar el enjuiciamiento de los responsables de estos abusos.

No obstante, HRW ha advertido de que permitir amnistías para delitos graves, pero que no constituyen crímenes contra la Humanidad, podría evitar que muchas víctimas quieran buscar Justicia.

Por último, Wormington ha subrayado que los aliados internacionales de Gambia deberían colaborar con el Ejecutivo gambiano para garantizar que la comisión "alcance su importante objetivo".