Irán, China y Rusia intentaron manipular el voto de los norteamericanos en las elecciones legislativas de EEUU

Elecciones legislativas en Estados Unidos
REUTERS / REBECCA COOK - Archivo
Publicado 22/12/2018 5:22:13CET

WASHINGTON, 22 Dic. (Reuters/EP) -

Varias potencias extranjeras, incluidas Rusia, China e Irán, intentaron influir a los votantes estadounidenses durante las elecciones legislativas que tuvieron lugar hace unas semanas, pero no existe ningún tipo de prueba de que se haya penetrado en el sistema de votación de Estados Unidos, según ha declarado el jefe de la Inteligencia norteamericana este viernes.

El director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dan Coats, ha añadido que la comunidad de inteligencia no ha analizado aún el impacto que han podido tener los intentos de influir en las elecciones.

Estos resultados formaban parte de un informe que Coats ha presentado al presidente norteamericano, Donald Trump, y varias agencias gubernamentales, tal y como lo exije una de las últimas órdenes ejecutivas del mandatario.

La orden ejecutiva firmada por Trump en septiembre establece que la posibilidad de que se haya producido una injerencia electoral supone una emergencia de carácter nacional. El mandatario puso en marcha la medida en medio de una enorme controversia por la posible injerencia rusa a favor de su persona y en contra de la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton.

"En este momento, la comunidad de inteligencia no tiene pruebas que indiquen que existe algún riesgo de que nuestro sistema electoral esté amenazado o que se pueda haber impedido votar a ciudadanos o cambiar su voto", ha establecido Coats.

"La actividad que hemos registrado ha sido consistente con lo que habíamos compartido ya en las semanas previas a las elecciones", ha continuado. "Rusia y otros países extranjeros, como China e Irán, llevaron a cabo actividades para influenciar el voto de miles de personas en Estados Unidos y promover así sus intereses estratégicos", ha añadido.

Coats no ha desarrollado las circunstancias que han rodeado a los intentos de interferir por parte de países extranjeros.

"Los rusos no se fueron a su casa tras las elecciones de 2016", ha establecido Mark Warner, un senador demócrata miembro del Comité de Inteligencia del Senado.

"Ahora que el manual de uso de los rusos es público, vamos a ver a muchos más adversarios intentando aprovecharse de lo abierta que es nuestra sociedad para manipular a nuestros ciudadanos", ha añadido Warner.

Contador