Edificios destruidos tras una operación del Ejército de Israel en el campamento de refugiados de Nuseirat, en la Franja de Gaza, que se saldó con el rescate de cuatro rehenes y denuncias sobre la muerte de 270 palestinos (archivo)
Edificios destruidos tras una operación del Ejército de Israel en el campamento de refugiados de Nuseirat, en la Franja de Gaza, que se saldó con el rescate de cuatro rehenes y denuncias sobre la muerte de 270 palestinos (archivo) - Europa Press/Contacto/Saher Alghorra
Actualizado: martes, 11 junio 2024 20:18

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

Afirma que la 98ª División de las FDI "eliminó cerca de cien terroristas" en sus operaciones en Deir al Balá y Nuseirat

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Israel ha anunciado este martes la retirada de una división desplegada en la Franja de Gaza tras su participación en varias "operaciones antiterroristas" y en el rescate de cuatro rehenes en el campamento de refugiados de Nuseirat (centro), que se saldó con la muerte de cerca de 270 palestinos, según las autoridades del enclave, controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Así, ha indicado que las fuerzas de la 98ª División "completaron su ataque combinado en el este de Deir al Balá y el campamento de Bureij", en el que "fueron halladas armas, eliminados cerca de cien terroristas y atacadas más de cien infraestructuras terroristas".

El Ejército ha recalcado que los militares destruyeron dos túneles, "cada uno de un kilómetro de largo" y "contribuyeron al éxito de la operación 'Arnon', en la que fueron rescatados los cuatro rehenes, según un comunicado publicado a través de su página web.

El general de brigada Dan Goldfuss, de la 98ª División, ha subrayado que "hay otros 120 secuestrados en Gaza". "No pararemos hasta que los llevemos de vuelta a casa y estamos comprometidos a destruir al enemigo. Así ha sido desde hace ocho meses y así seguiremos, con todo nuestro potencial", ha zanjado.

Jeremy Laurence, portavoz de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ha afirmado este mismo martes que Israel podría haber cometido crímenes de guerra en el marco de dicha operación de rescate. "Estamos profundamente conmocionados por el impacto sobre la población civil que tuvo la operación", ha señalado.

Así, ha resaltado que "la forma en que se llevó a cabo la incursión en una zona tan densamente poblada pone seriamente en duda si las fuerzas israelíes respetaron los principios de distinción, proporcionalidad y precaución contemplados en las leyes de la guerra", al tiempo que ha mostrado su "profunda preocupación" por el hecho de que los rehenes sean retenidos en zonas "densamente pobladas".

Laurence ha explicado que, con estas acciones, "los grupos armados ponen en mayor riesgo la vida de los civiles palestinos y la de los propios rehenes a causa de las hostilidades". Por ello, ha subrayado que "todas estas acciones, por ambas partes, podrían equivaler a crímenes de guerra".

Contador

Leer más acerca de: