Juncker pide "seguir trabajando" por un acuerdo para el Brexit tras hablar ayer con May

Jean-Claude Juncker
REUTERS / LISI NIESNER
Publicado 16/10/2018 13:14:45CET

BRUSELAS, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha reconocido, tras haber mantenido este lunes una conversación telefónica con la primera ministra británica, Theresa May, que es posible un escenario sin acuerdo entre Bruselas y Londres para la salida de Reino Unido del bloque comunitario, pero ha pedido "seguir trabajando" para evitarlo porque sería "una catástrofe".

"Eso puede pasar (un no acuerdo), pero yo hablé ayer por la tarde con la primera ministra por teléfono, dijo que irá a la cumbre y lo demás lo iremos viendo", ha respondido el luxemburgués a los medios cuando le han preguntado si comparte la opinión del presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, de que un Brexit sin acuerdo es más probable que nunca.

"Yo quiero un acuerdo porque un no acuerdo es una catástrofe. Por ahora comparto con Tusk (que hay que) seguir trabajando", ha añadido a continuación.

El jefe del Ejecutivo comunitario, no obstante, no ha dado detalles de su conversación con May, algo que tampoco ha hecho el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, con el argumento de que en Bruselas prefieren "no hablar, sino seguir negociando".

"El hecho de que la primera ministra y el presidente de la Comisión Europea hablaran es, en sí mismo, revelador", ha opinado Schinas, al ser preguntado por cómo encajaron en el bando comunitario la intervención de May ante el Parlamento británico.

Las negociaciones para acordar un pacto de divorcio entre la UE y Reino Unido se encuentran actualmente paradas a la espera de lo que ocurra en la cumbre de jefes de Estado y de gobierno que da comienzo este miércoles en Bruselas con una cena de líderes en la que los Veintisiete evaluarán el progreso realizado hasta la fecha, tras escuchar a la primera ministra británica, Theresa May.

Solo en el caso de que los líderes consideren que se ha producido un "progreso decisivo" en las negociaciones, darían su 'visto bueno' a la celebración de una cumbre extraordinaria en noviembre con el objetivo de sellar el pacto de salida que permita que Reino Unido salga de la UE en la fecha establecida, a finales de marzo de 2019.