Mogherini ofrece el apoyo de la UE para responder al problema de los combatientes extranjeros en Siria

Un tanque de Estado Islámico capturado por el Ejército iraquí
ZOHRA BENSHEMRA/REUTERS - Archivo
Publicado 18/02/2019 17:47:06CET

BRUSELAS, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha ofrecido a los Gobiernos europeos el apoyo de la Unión "para tener una respuesta coordinada o conjunta" al problema que plantearía la vuelta de los combatientes del Estado Islámico de origen europeo capturados en Siria.

La jefa de la diplomacia europea ha dejado claro no obstante que la decisión de aceptar el retorno de los combatientes europeos es "una competencia nacional" y por lo tanto no habrá una decisión a nivel europeo, aunque sí ha ofrecido a los Gobiernos europeos el apoyo de la Unión "para tener una respuesta coordinada o conjunta" y explorar "diferentes posibilidades" para abordar esta cuestión.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han abordado la cuestión del retorno de los combatientes yihadistas de origen europeo después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, haya reclamado a Francia, Reino Unido, Alemania y a otros países aliados que acepten de vuelta a más de 800 yihadistas capturados en Siria o de lo contrario los liberarán.

"No queremos ningún vacío en términos de responder a las necesidades de seguridad de nuestros ciudadanos", ha apuntado Mogherini, que ha subrayado la necesidad de respetar el Estado de Derecho aunque ha admitido sin embargo la sensibilidad de la cuestión, incluido el tema de los menores de padres combatientes que han nacido o crecido en el califato.

El Servicio de Acción Exterior y de Seguridad Común de la UE sí ha recomendado a los Estados miembro que acepten de vuelta a sus combatientes nacionales, especialmente a los menores.

PAÍS POR PAÍS

El ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, ha recordado que Bélgica ya ha decidido que aceptará el retorno de los menores de 10 años "en cuanto sea posible, en función de condiciones" y examinará "caso por caso" el resto de situaciones pero ha reclamado "una concertación" entre los países aceptados para buscar "las mejores soluciones".

"Porque no se excluye que países de la región deseen juzgar a estos yihadistas en su propio territorio por hechos cometidos en la región. Pienso especialmente en Irak", ha explicado el belga, que ha insistido en la posibilidad de promover "una posición común" o "elegir en todo caso vías comunes" para responder al problema de los yihadistas de origen europeo que se han desplazado a Siria e Irak.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, ha replicado este lunes al presidente estadounidense, Donald Trump, que "no es tan sencillo" que Europa acepte de vuelta a más de 800 combatientes del Estado Islámico capturados en Siria como ha reclamado y ha dejado claro que en el caso eventual de los alemanes "solo podrán volver a Alemania si se establece que podrán ser detenidas" y se determina que han combatido para el Estado Islámico para abrirles un proceso judicial, algo que no está claro en la actualidad. "No es tan sencillo como la parte americana sugiere", ha replicado.

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, no ha hecho comentarios sobre la exigencia de Washington para que Europa acepte de vuelta a sus combatientes y se ha limitado a avisar de que aunque "los últimos bastiones territoriales del Estado Islámico en Siria están a punto de caer" ello "no significa de que su actividad se haya acabado". "Al contrario, hay riesgo de actividad en solitario ahora", ha avisado.

La ministra de Justicia gala, Nicole Belloubet, ha dejado claro por su parte que por ahora Francia no ha cambiado su política sobre los combatientes yihadistas y decidirá "caso por caso". "Por ahora, Francia no está respondiendo a las demandas" de Trump, ha subrayado en declaraciones a la cadena France2.

El titular de Exteriores británico, Jeremy Hunt, cuyo Ejecutivo se ha mostrado muy reacio a aceptar a yihadistas de vuelta, tampoco se ha pronunciado sobre este asunto en declaraciones a la prensa.

La ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, ha avisado de que "cada país necesita evaluar cada caso con sus autoridades de seguridad nacional" y ha afeado a Trump que sería "difícil de entender" que los liberen después de "los grandes esfuerzos para capturarles". "No tendría sentido", ha subrayado, al tiempo que subrayado que "Austria, Dinamarca y Bélgica tuvieron un número de combatientes desproporcionado que viajaron a Siria entre 2013 y 2015".

"Tenemos países que tiene un número elevado de combatientes extranjeros y países con un número pequeño casi inexistente. Habrá diferentes respuestas por distintos Gobiernos", ha zanjado, al tiempo que ha dejado claro que el enviado especial de Estados Unidos para Siria con el que se reunió el sábado, James Jeffrey, "no mencionó la petición del presidente Trump de que les aceptemos de vuelta".

El ministro de Exteiores húngaro, Péter Szijartó, ha defendido de forma tajante que Europa no debe permitir la vuelta de combatientes extranjeros. "El mayor desafío ahora debe ser no permitirles que regresen a Europa", ha subrayado.

"Es un problema del que todos somos conscientes en Europa. Si queremos encontrar una solución razonable, necesitamos poder discutirlo en lugar de utilizar Twitter", ha subrayado el jefe de la diplomacia luxemburguesa, Jean Asselborn.

El ministro de Exteriores eslovaco, Miroslav Lajcak, se ha mostrado "a favor" de aceptar de vuelta a los yihadistas combatientes europeos y ha pedido "definir una posición europea" sobre esta cuestión, que pedirá debatir "muy pronto".

Para leer más