Mueren 32 civiles en diciembre en Irak a causa de atentados y la violencia relacionada con el conflicto

Fuerzas de seguridad iraquíes inspeccionan el lugar de un atentado en Bagdad
REUTERS - Archivo
Publicado 03/01/2019 16:49:48CET

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos 32 civiles iraquíes murieron y otros 32 resultaron heridos en diciembre de 2018 a causa de atentados y otra violencia relacionada con el conflicto, según los datos publicados este jueves por la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Irak (UNAMI).

La misión ha detallado que la provincia más afectada fue la de Nínive, con 26 víctimas --siete muertos y 19 heridos--, si bien el mayor número de fallecidos se registró en la capital, Bagdad, donde hubo 17 muertos y tres heridos.

"Las cifras incluyen ciudadanos y otras personas consideradas civiles en el momento en el que murieron o resultaron heridos, tales como policías que no estuvieran en función de combate, miembros de la defensa civil, equipos de seguridad personal, personal de protección de instalaciones de la Policía y personal de Bomberos", ha recalcado la UNAMI.

La representante especial de la Secretaría General de la ONU y jefa de la UNAMI, Jeanine Hennis-Plasschaert, ha manifestado que la misión "ve estas cifras como más que meras estadísticas".

"Cada civil muerto documentado por la UNAMI a lo largo de los años representa una familia de luto y luchando por aceptar su pérdida. Cada herida o mutilación a un civil representa un inmenso sufrimiento individual y social", ha agregado.

La misión ha desvelado que, dado que en los últimos meses "se ha registrado una rápida reducción del número de víctimas civiles", ha decidido no seguir publicando estos balances de forma mensual, pasando a hacerlo "sólo si las circunstancias lo dictan".

"Pese a que esta decisión ha sido tomada en el contexto de una situación seguridad que se está estabilizando y una reducción de los daños relacionados con el conflicto contra los civiles, las condiciones necesarias para una reducción sostenida de la violencia siguen siendo muy frágiles", ha alertado.

El entonces primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció el 9 de diciembre de 2017 el "fin de la guerra" contra Estado Islámico en el país, después de que los militares recuperaran los últimos bastiones que aún permanecían bajo control de la organización yihadista.

El grupo yihadista ha quedado recluido en algunos puntos de la provincia siria de Deir Ezzor en la orilla oriental del río Éufrates, cerca de la frontera con Irak, y zonas del desierto sirio.

Estado Islámico ha seguido perpetrando atentados de forma frecuente en Irak y ha lanzado varias ofensivas en los últimos meses en Siria para intentar expandir sus territorios y reducir la presión a la que se está viendo sometido.

Contador