Nueva Orleans se prepara para la llegada de la tormenta tropical 'Barry'

Publicado 12/07/2019 4:40:47CET
Niña de Nueva Orleans corre de la lluvia con su perro en brazos
Niña de Nueva Orleans corre de la lluvia con su perro en brazosREUTERS

NUEVA ORLEANS, 12 Jul. (Reuters/EP) -

La ciudad estadounidense de Nueva Orleans se está preparando este jueves para la llegada de la tormenta tropical 'Barry', que podría acarrear "lluvias extremas" e inundaciones antes de tomar tierra el sábado por la mañana.

'Barry', que se formó en la mañana del jueves en el golfo de México con vientos máximos sostenidos de 64 kilómetros por hora, podría convertirse en el primer huracán de la temporada 2019 en el Atlántico.

El Servicio Meteorológico Nacional ha indicado que se ha emitido una alerta de tormenta tropical durante la tarde del jueves para el área metropolitana de la citada localidad, así como una alerta de huracán en la costa de Luisiana, al sur de Nueva Orleans.

Hasta este jueves, la tormenta ya había afectado a las operaciones de petróleo y gas en el golfo de México debido a que las compañías de energía cerraron la producción de más de la mitad de las plataformas y evacuaron al personal de unas 200 instalaciones marinas y una refinería costera.

Debido a que lo peor de la tormenta pasaría por el extremo oeste Nueva Orleans en lugar de azotarla directamente, las autoridades de la ciudad se han abstenido por el momento de ordenar evacuaciones, pero instaron a los residentes a proteger sus propiedades, reunir suministros y refugiarse en sus casas.

Algunos residentes, sin embargo, recordando la devastación que dejó el huracán 'Katrina' en 2005, que causó la muerte de unas 1.800 personas en la costa del golfo de México, están decididos a escapar de la trayectoria de la tormenta. La amenaza de inundaciones a lo largo del río Misisipi, que atraviesa el centro de la ciudad, supone una gran preocupación.

"Es realmente el río lo que nos preocupa", ha manifestado Betsey Hazard, que vive con su marido Jack y sus dos hijos pequeños cerca del río Misisipi. "Ellos dicen que el río no va a inundar Nueva Orleans, pero tenemos un hijo de cinco años y un bebé de 10 meses, y no queremos arriesgarnos", ha añadido.

Contador

Para leer más