El número de desplazados por la violencia supera los 200.000 en Burkina Faso

Publicado 11/07/2019 14:47:35CET
Niños desplazados por la violencia en Burkina Faso
Niños desplazados por la violencia en Burkina FasoREUTERS / ANNE MIMAULT

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El número de desplazados por los continuados ataques armados y la violencia intercomunitaria que viene registrando en los últimos meses Burkina Faso ha superado por primera vez el umbral de los 200.000, según ha informado la ONU.

De acuerdo con los últimos datos publicados por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en la actualidad hay unos 220.000 desplazados, frente a los 171.000 que había el pasado mes de mayo.

En lo que va de año, según este organismo de la ONU, ha habido 42 incidentes de seguridad en el país que se han saldado con 502 civiles muertos y 242 heridos. Desde que comenzó el año, el número de desplazados se ha duplicado debido al incremento de la inseguridad, pasando de 82.000 a los 220.000 actuales. En enero de 2018, según la OCHA, solo había en el país 9.000 desplazados.

La mayoría de los desplazados, que ahora ya están presentes en las trece regiones del país, se encuentran en comunidades de acogida y se están produciendo ya cada vez más casos de desplazamientos secundarios, especialmente en las regiones de Centro Norte y Sahel, dos de las más afectadas por la violencia. En ellas hay, respectivamente, 80.000 y 120.000 desplazados internos.

Según la OCHA, "con las lluvias actuales, muchos de los desplazados son incapaces de acceder a servicios básicos debido a que las carreteras están impracticables". Muchos de ellos carecen de cobijo y sobreviven en "condiciones deplorables", con el consiguiente riesgo de infecciones.

En las regiones más afectadas por la violencia, unas 369.000 personas no tienen acceso a servicios sanitarios, ya que muchos centros han cerrado o funcionan con una capacidad muy limitada. La violencia también está afectando a la educación de los niños. Así, hay más de 2.000 escuelas cerradas y unos 330.000 menores afectados, principalmente en la región de Sahel.

Dada la inseguridad reinante, ha subrayado la OCHA, "las perspectivas de retorno son mínimas, lo que incrementa las necesidades de los desplazados y familias de acogida y requiere incrementar la respuesta humanitaria". De los 100 millones de dólares solicitados para la respuesta en 2019 hasta la fecha se ha recibido solo el 44 por ciento.

Burkina Faso ha registrado en los últimos meses una creciente actividad de grupos yihadistas. En el país operan Ansarul Islam, un grupo terrorista autóctono, así como el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), una organización yihadista que aglutina a otras cuatro, entre ellas Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y Al Murabitún, y en menor medida Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS).

También se ha intensificado la violencia intercomunitaria, que enfrenta principalmente a pastores con agricultores y que ha provocado el desplazamiento de miles de personas

Contador

Para leer más