El PKK reitera su compromiso de alto el fuego como homenaje tras el atentado de Ankara

Publicado 12/10/2015 13:27:20CET

ESTAMBUL, 12 Oct. (Reuters/EP) -

Un comandante del Partido de los Trabajadores del Kursitán, Murat Karayilan, ha reiterado el compromiso del grupo con el alto el fuego anunciado el pasado sábado, 10 de octubre, como homenaje al centenar de víctimas fallecidas en el doble atentado suicida perpetrado precisamente el 10 de octubre contra una manifestación pacifista en Ankara.

"Estamos obligados a mantener este cese de hostilidades sin caer en la duda como homenaje" para los fallecidos en Ankara, ha afirmado Karayilan en un mensaje radiado y dirigido a los simpatizantes y miembros del PKK tanto en Turquía como en Irak. "No vamos a romper el cese de hostilidades", asegurad Karayilan en este mensaje, recogido por la agencia de noticias Firat.

Más de medio centenar de milicianos del PKK han muerto en bombardeos de la aviación turca durante el fin de semana y también han fallecido dos soldados turcos en un ataque de los separatistas, lo que puso en entredicho el alto el fuego.

En concreto, el Ejército turco ha informado de la muerte de entre 30 y 35 milicianos en los bombardeos en territorio iraquí, mientras que otros 17 han muerto en ataques aéreos sobre posiciones del PKK en la provincia turca de Hakkari. En estos últimos bombardeos fueron destruidos además refugios y munición. Otros 14 milicianos murieron también durante el fin de semana en el distrito de Lice, provincia de Diyarbakir.

Mientras, continúan los disturbios y protestas en la región turca de mayoría kurda y el barrio histórico de Sur, en Diyarbakir, continúa bajo el toque de queda por tercer día consecutivo. El domingo, la Policía empleó gases lacrimógenos para impedir a los manifestantes entrar en Sur.

El Gobierno turco inició en 2012 conversaciones de paz con el líder del PKK, Abdulá Ocalan, que está encarcelado en una isla próxima a Estambul, en un intento por acabar con tres décadas de lucha armada que han dejado unos 40.000 muertos y han lastrado el desarrollo del sureste del país, predominantemente kurdo.

El PKK, considerado organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la UE, declaró a continuación un alto el fuego y comenzó a retirarse de Turquía hacia sus campamentos en el norte de Irak, donde tienen sus bases sus milicianos. Desde julio el alto el fuego está completamente roto y el Ejército turco ha bombardeado las posiciones del PKK en el norte de Irak.

Para leer más