Rohani llama a la unidad para hacer frente a la presión "sin precedentes" de Estados Unidos

Irán.- Irán afirma que podría reforzar su estrategia de defensa ante los "sospechosos proyectos nucleares" en la región
REUTERS / UMIT BEKTAS - Archivo
Publicado 12/05/2019 1:59:48CET

DUBÁI, 12 May. (Reuters/EP) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha hecho un llamamiento este sábado a la unidad entre las distintas facciones políticas de Irán para superar las sanciones que Estados Unidos ha impuesto contra el país; sanciones que, según ha señalado, podrían provocar situaciones más difíciles que las que vivió el país durante la guerra de los años ochenta con Irak, según han informado varios medios estatales.

El mandatario estadounidense pidió este jueves al Gobierno de Irán que iniciase un proceso de conversaciones en torno a su programa nuclear, al tiempo que rechazó descartar un enfrentamiento militar ante el incremento de las tensiones.

Trump hizo esta propuesta un día después de anunciar nuevas sanciones contra el país, concretamente contra su industria metalúrgica. La Casa Blanca indicó en un comunicado que las sanciones afectan a los sectores del hierro, el acero, el aluminio y el cobre del país centroasiático, los más relevantes para la economía iraní al margen del petróleo.

"Hoy no podemos decir si nuestra situación es mejor o peor que en el periodo de guerra. Sin embargo, durante la guerra no tuvimos problemas con nuestros bancos, con la venta de petróleo o con las importaciones o exportaciones; solo sufrimos sanciones por la compra de armas", ha explicado Rohani en declaraciones a la agencia estatal de noticias IRNA.

"La presión ejercida por el enemigo es una guerra sin precedentes en la historia de nuestro país. Aún así no estoy desesperado ya que tengo grandes esperanzas en el futuro y creo que podemos superar estas condiciones siempre que estemos unidos", ha indicado.

AUMENTO DE TENSIONES

Las tensiones han aumentado coincidiendo con el primer aniversario del abandono del pacto nuclear por parte de Estados Unidos, una decisión adoptada por Trump por considerar que Irán no estaba cumpliendo sus compromisos y que debe detener el desarrollo de su programa de misiles y abandonar su influencia en conflictos de la región de Oriente Próximo.

Desde la salida del acuerdo, el Gobierno estadounidense ha reactivado las sanciones contra la República Islámica y ha ordenado a países de todo el mundo que dejen de comprar petróleo iraní o afrontarán sanciones por esas compras.

Los inspectores de Naciones Unidas han afirmado que Irán ha seguido cumpliendo con el acuerdo nuclear desde la retirada unilateral del pacto por parte de Estados Unidos.

Los países europeos firmantes del pacto, que se opusieron a la salida de Estados Unidos, han estado intentando mantener a flote el acuerdo y han tratado de impulsar medidas para rebajar el impacto económico de las sanciones estadounidenses contra la República Islámica.

Contador

Para leer más