Actualizado 17/12/2013 20:54 CET

Rusia envía un barco espía al Mediterráneo mientras EEUU se posiciona en el Mar Rojo

MOSCÚ, 2 Sep. (Reuters/EP) -

   Rusia ha enviado un barco de reconocimiento al Mediterráneo Oriental, según ha informado la agencia de noticias Interfax este lunes, mientras Estados Unidos traslada un grupo de portaviones al Mar Rojo para posicionarse ante una posible intervención militar en Siria.

   El barco espía ruso, el 'Priazovye', ha salido de la base marítima en el puerto ucraniano de Sevastopol, en el Mar Negro, a última hora de este domingo en una misión con el objetivo de "obtener información actualizada de la zona del conflicto", según una fuente militar sin identificar a la que ha tenido acceso la agencia. El Ministerio de Defensa no ha hecho ningún comentario al respecto.

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este sábado que buscará una autorización del Congreso para llevar a cabo cualquier acción militar de castigo contra el presidente sirio Bashar al Assad después de que Washington asegurara que el ataque con gas sarín había matado a más de 1.400 personas el pasado 21 de agosto en los alrededores de Damasco.

   No obstante, Rusia ha asegurado que Estados Unidos no ha presentado pruebas de su afirmación, y que es posible que el ataque fuera llevado a cabo por los rebeldes para provocar una intervención en el país, en guerra desde hace más de dos años.

   Según Interfax, el 'Priazoyve' operará de forma separada a la unidad militar estacionada de forma permanente en el Mediterráneo, en un despliegue que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha calificado de "necesario" para proteger los intereses de seguridad nacionales.

EEUU SE TRASLADA AL MAR ROJO

   Por su parte, Estados Unidos ha trasladado a su portaviones de propulsión nuclear 'USS Nimitz', junto a cuatro destructores y un crucero de guerra desde el Mar Arábigo hacia el Mar Rojo para poder apoyar un posible ataque a Siria si tuviese lugar, según fuentes oficiales norteamericanas.

   Una fuente a la que Reuters ha tenido acceso ha confirmado que aunque todavía no se ha definido la fecha en la que parte de la flota entrará en el Mar Rojo, su presencia allí es "necesaria" para "aprovechar al máximo los recursos" ante un posible ataque.

   El grupo de portaviones se encontraba apoyando a Estados Unidos en la guerra en Afganistán y debía volver a su puerto de origen en Everett, Washington. La inestabilidad de la situación y la cada vez más cercana decisión final en torno al ataque han sido los motivos por los que las autoridades militares estadounidenses han decidido enviar el 'USS Nimitz' al Mar Rojo, mientras se plantean la posibilidad de mandar parte de la flota al Mediterráneo.

   Otra fuente ha asegurado a Reuters que hasta ahora no se ha decidido si habrá traslado de parte del grupo de portaviones hacia el Mediterráneo, pero ha asegurado que la Marina está intentando "reducir tiempo y espacio" con el objetivo de estar preparados ante una posible llamada a las armas.

   Estados Unidos ya ha desplazado un buque de asalto anfibio este fin de semana a su base marítima en la isla de Creta, en Grecia, así como cinco destructores al Mediterráneo Oriental, con una carga de cerca de 200 misiles Tomahawk. Mientras los parlamentarios norteamericanos discuten las perspectivas de una "acción militar limitada en Siria", las autoridades siguen tomando decisiones en torno a la situación de buques en la región.

RUSIA Y EEUU ANTE EL ATAQUE

   Obama ha asegurado que es necesario un "ataque militar limitado" para "dar una lección a Siria" y evitar otros posibles ataques con armas químicas contra la población siria. La posible intervención en Siria deberá ser votada en el Congreso, y se prevé que la decisión se tome antes del 9 de septiembre.  

   Por su parte, Moscú se ha opuesto a cualquier intervención militar en Siria y ha protegido a Damasco ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia es uno de los mayores vendedores de armas a Al Assad, y dispone de instalaciones marítimas en el puerto sirio de Tartous.

Para leer más