Actualizado 25/05/2022 14:26

Suecia confía en que el diálogo con Turquía fortalezca las relaciones y despeje el camino a la OTAN

La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson
La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson - Markku Ulander/Lehtikuva/dpa

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

BRUSELAS, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, ha confiado este miércoles que el diálogo en marcha con Turquía para abordar las preocupaciones de seguridad que alega Ankara para vetar el inicio de las negociaciones para su adhesión a la OTAN lleguen a buen puerto.

"El dialogo con Turquía está en marcha y espero fortalecer las relaciones bilaterales, incluyendo en materia de paz, seguridad y la lucha contra el terrorismo", ha afirmado la dirigente sueca en rueda de prensa conjunta con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, desde Estocolmo.

Andersson ha evitado dar muchos detalles sobre los pormenores de las negociaciones, justo en el día en el que las delegaciones de Suecia y Finlandia se encuentran en Ankara para abordar las reticencias expresadas por las autoridades turcas, que aduce una supuesta connivencia de ambas naciones escandinavas con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Eso sí, la líder socialdemócrata ha apuntado que "espera continuar las conversaciones" con Ankara y ha agradecido el apoyo mostrado por los Veintisiete ante la intención de Estocolmo y Helsinki de unirse a la OTAN.

Por su lado, Michel se ha limitado a respaldar la actuación de Suecia para abordar las dudas de Turquía y ha calificado de "importante paso" que "abre un nuevo capitulo en el continente europeo" la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN. "Estoy convencido de que su pertenencia a la OTAN hará mas segura a Europa", ha argumentado.

Actualmente, 21 de los 30 de los aliados de la OTAN son también miembros de la UE por lo que la adhesión de dos Estados miembros más se espera que aumenté la coordinación entre ambas organizaciones y en especial aumentará la seguridad en la región báltica, donde la OTAN mantiene tres batallones de combate en Estonia, Letonia y Lituania para hacer frente a la amenaza rusa.

Más información