Un tribunal de Irak condena a muerte a otros dos franceses por unirse a Estado Islámico

Publicado 03/06/2019 13:33:56CET
REUTERS / ALAA AL-MARJANI - Archivo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Irak ha condenado a muerte este lunes a otros dos ciudadanos franceses por unirse al grupo yihadista Estado Islámico, según fuentes judiciales citadas por la cadena de televisión local Al Sumarai.

De esta forma, ascienden a once los franceses condenados a muerte en el país asiático durante la última semana, a los que se suma un tunecino sentenciado igualmente a pena capital por unirse al grupo yihadista.

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, dijo la semana pasada que París está haciendo "gestiones" para evitar las ejecuciones, en la medida en que se opone a este tipo de castigos, si bien también señaló que "corresponde a la justicia iraquí" juzgar a estos terroristas y respeta la soberanía del país árabe.

Por su parte, la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) denunció que al menos dos de los franceses sentenciados habían denunciado torturas o haber sido coaccionados para confesar.

Uno de los acusados denunció torturas ante el tribunal, según observadores citados por HRW. El juez pidió al acusado que se levantara la camiseta, vio marcas en la espalda y el hombro y ordenó un examen forense, sin pedir más detalles.

El segundo de los hombres afirmó que fue forzado a confesar y firmar un documento en árabe que no entendía. El juez le pidió igualmente que se levantara la camiseta y, tras no ver signos de torturas, le sentenció sin hacer preguntas acerca de sus denuncias.

A pesar de las acusaciones, Le Drian afirmó el miércoles que los ciudadanos franceses habían recibido "un juicio justo" en el país.

La directora en funciones de HRW para Oriente Próximo, Lama Fakih, resaltó el viernes que "Francia y otros países no deberían externalizar a sistemas judiciales abusivos la gestión de sus sospechosos de terrorismo".

"Estos países no deberían quedarse de brazos cruzados mientras sus ciudadanos son transferidos a un país en el que su derecho a un juicio justo y protección ante la tortura son socavados", agregó.

En este sentido, argumentó que "si países como Francia no quieren que sus ciudadanos hagan frente a la pena de muerte, como sus representantes han dicho ante los medios, deben llevarles a su país para ser investigados y juzgados".

Contador

Para leer más