Un tribunal de Noruega prorroga 14 días la detención de un ruso sospechoso de espionaje

Publicado 26/09/2018 17:30:50CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Noruega ha fallado este miércoles a favor de prorrogar dos semanas la detención de un ciudadano ruso sospechoso de espionaje, al tiempo que ha resaltado que "es poco probable que actuara en solitario".

El Tribunal de Apelaciones de Borgarting ha señalado que existe riesgo de fuga y ha manifestado que hay pruebas de que el sospechoso recopiló información de ordenadores y redes inalámbricas en el Parlamento, según ha informado el diario local 'Dagbladet'.

El Gobierno de Rusia convocó el lunes al embajador de Noruega, Rune Resaland, para protestar por la detención de del ciudadano ruso, al que identificó como Mijail Bochkaryov, al tiempo que dijo que la acusación contra él es "falsa".

Así, el Ministerio de Exteriores ruso señaló que Moscú había reclamado a Resaland que "aclare el incidente, retire las acusaciones absurdas contra el ciudadano ruso y le libere", antes de criticar la existencia de una campaña para acusar a ciudadanos rusos de espionaje.

La abogada de Bochkaryov aseguró el mismo lunes que no existen pruebas que respalden la acusación por la que se encuentra detenido. Los medios noruegos especulan ya con la posibilidad de un intercambio con un noruego detenido en diciembre en Moscú.

El detenido participó en un seminario sobre digitalización celebrado el jueves y el viernes en el Storting o Parlamento noruego, un evento interparlamentario al que asistieron 79 participantes de 34 países.

Sin embargo, fue detenido el propio viernes en el Aeropuerto de Oslo Gardermoen cuando se disponía a abandonar el país por violar el Artículo 121 del Código Penal que tipifica delitos de espionaje.

"Creen que hay observaciones sospechosas, pero aparte de eso, no hay ninguna prueba clara de que estuviera recopilando información (...). Ha dado explicaciones convincentes de lo que ocurrió (...) No ha cometido ningún delito", aseveró la abogada.

El caso podría estar relacionado con la detención de un ciudadano noruego, Frode Berg, arrestado en Moscú en diciembre de 2017 y los medios noruegos especulan ya con un posible intercambio.

El Gobierno de Noruega no ha querido hacer comentarios sobre la detención del ciudadano ruso y el abogado de Berg, Brynjulf Risnes, ha señalado que la noticia "incrementa las probabilidades" de que su defendido sea extraditado a Noruega.