Turquía asegura que su paciencia con Rusia "tiene un límite", según un diario italiano

Publicado 14/12/2015 11:30:55CET

ROMA, 14 Dic. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha declarado que la paciencia de Ankara con Rusia "tiene un límite", después de la "exagerada" reacción de Moscú tras el incidente naval ocurrido este domingo entre los dos países.

Tras el incidente en el que una fragata rusa abrió fuego de advertencia contra un pesquero turco, el Ministerio de Defensa de Rusia convocó al máximo responsable militar de la Embajada de Turquía en Moscú.

"Nuestro barco era solo una embarcación de pesca, creo que la reacción de la armada rusa fue exagerada", ha dicho Cavusoglu en una entrevista al diario italiano 'Corriere della Sera'.

"Rusia y Turquía tienen que restablecer las relaciones de confianza que tenían antes, pero nuestra paciencia tiene un límite", ha declarado Cavusoglu.

Este incidente ha tenido lugar en un momento de gran tensión entre ambos países después del derribo de un avión de combate ruso por cazas sirios el pasado 24 de noviembre.

Cavusoglu ha asegurado que Rusia "se ha puesto en una posición ridícula" con las acusaciones que hizo el presidente ruso, Vladimir Putin, al decir que Turquía había derribado el avión para proteger el suministro de petróleo del Estado Islámico. "Nadie se cree eso", ha añadido.

También ha criticado la intervención del Ejército ruso en Siria y ha asegurado que está ayudando a mantener el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, y no combatiendo contra el grupo terrorista Estado Islámico.

"Desafortunadamente, Rusia no está en Siria para luchar contra los terroristas", ha mantenido, y ha añadido que solo un 8 por ciento de sus ataques aéreos han alcanzado al Estado Islámico, y que el 92 por ciento restante se han dirigido contra otros grupos contrarios a Al Assad.

Cavusoglu también ha sostenido en la entrevista que los ataques aéreos no son suficientes para vencer al Estado Islámico y que es necesario mandar soldados al terreno.

Para leer más