La UE discute este lunes sanciones a Turquía por su ofensiva en Siria y sus prospecciones ilegales en Chipre

Publicado 13/10/2019 18:39:36CET
Recep Tayyip Erdogan
Recep Tayyip Erdogan - REUTERS

Francia, Alemania, Países Bajos y Finlandia ya han suspendido la exportación de armas a Turquía y Suecia y Dinamarca plantean un embargo de toda la UE

BRUSELAS, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea discutirán el próximo lunes en Luxemburgo imponer sanciones a Turquía en respuesta a la ofensiva militar turca contra las milicias kurdas en el noreste de Siria, cuya paralización ha reclamado el bloque a Ankara, así como por sus prospecciones "ilegales" de hidrocarburos en aguas de la zona económica exclusiva de Chipre, asuntos que también abordarán en la cumbre los jefes de Estado y de Gobierno cuando se reúnan en Bruselas los próximos jueves y viernes.

Francia, Alemania, Países Bajos y Finlandia ya han suspendido la exportación de armas a Turquía en respuesta a su ofensiva militar, mientras que Suecia y Dinamarca plantean extender al conjunto de la UE el embargo de armas a Turquía.

Otros socios como España ven necesario abordar la opción de sanciones "con mucho cuidado" para evitar "una escalada", mientras que otros países como Reino Unido todavía no se han planteado esta opción. "Turquía tiene armas más que suficientes. Un embargo no va a parar una ofensiva", advierten fuentes diplomáticas.

"La respuesta se adaptará en función de la evolución de la situación", han explicado otras fuentes diplomáticas, que ven prematuro decisiones ya el lunes y recuerdan que los líderes europeos se dan cita a finales de semana.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, insistió el jueves en que la intervención militar turca "no tiene ninguna base legal" y en que Ankara debe cesarla "lo antes posible" pero evitó polemizar con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por su amenaza de "abrir las puertas" de Europa a los refugiados sirios si calificaba su ofensiva como "una invasión".

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha tildado las palabras de Erdogan como "totalmente fuera de lugar", antes de dejar claro que no se dejarán chantajear por Erdogan.

La jefa de la diplomacia europea ha admitido que la ofensiva tendrá "un impacto en los flujos migratorios claramente" porque "lo ha habido en el pasado" pero ha dejado claro que "sería un error" si los europeos "cuestionaran" las ayudas de 6.000 millones de euros comprometidas a Ankara para los refugiados sirios por la ofensiva, insistiendo en la necesidad de evitar que los refugiados se conviertan "dos veces" en víctimas. "Este dinero no va a Turquía, va a las agencias que apoyaron a los refugiados", ha subrayado.

Eso sí, el bloque ya ha dejado claro que no aportarán financiación para la zona de seguridad que Ankara quiere crear en la frontera, dejándole claro que sería "inaceptable" que tratara de forzar ningún cambio demográfico étnico.

La UE teme el coste humano que puede tener la ofensiva turca en términos de bajas civiles, el aumento de los desplazamientos, dentro y fuera de Siria, pero también que perjudique los esfuerzos de la ONU para relanzar el proceso de negociaciones entre el Gobierno de Bashar al Assad y la oposición siria --algo que los Veintiocho abordarán el lunes con el enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen--, así como que se reviertan los avances en la lucha contra Estado islámico, un punto prioritario para países como Francia y Reino Unido.

CHIPRE Y GRECIA TAMBIÉN QUIEREN SANCIONES POR LAS PROSPECCIONES

Chipre y Grecia también plantearán que el bloque imponga sanciones "dirigidas" en respuesta a las prospecciones de hidrocarburos por parte de Turquía en aguas de su zona económica exclusiva tras enviar un buque el viernes pasado a la zona, aunque España también pide ir con cautela.

Los Veintiocho suspendieron en junio los contactos de alto nivel con Turquía y las negociaciones del acuerdo de transporte aéreo y acordaron recudir las ayudas europeas a la preadhesión para Turquía previstas en 2020 y que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) revisara sus préstamos al país por estas actividades que consideran "ilegales" a la luz del Derecho Internacional y violan la soberanía de Chipre y reclamaron preparar "opciones" para sanciones "dirigidas", algo que abordarán el lunes.

En todo caso, se trataría de identificar a personas y empresas que participan en estas actividades, aunque eventualmente también podría contemplarse restricciones al suministro de equipos para las exploraciones.

Los ministros de Exteriores de la UE también darán 'luz verde' este lunes a un marco jurídico --ya acordado a nivel de embajadores-- para poder imponer, en caso de un deterioro de la crisis política en Nicaragua, sanciones a responsables de violaciones graves de los Derechos Humanos o de la represión de la población civil y la oposición en el país o menoscaben la democracia, así como a las personas asociadas.