Cae una peligrosa organización criminal en Canarias implicada en más de cuarenta robos

Coche patrulla de Guardia Civil
GUARDIA CIVIL - Archivo
Publicado 19/12/2018 10:56:56CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Fractura Norte', ha desarticulado una peligrosa red criminal especializada en robos con fuerza en viviendas habitadas de Canarias y ha detenido a seis personas como presuntos autores de los delitos de pertenencia a una organización criminal, 21 robos con fuerza en el interior de viviendas habitadas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas de fuego y varios delitos contra la seguridad vial.

Esta operación se inició tras detectar el posible asentamiento en Tenerife de una peligrosa organización criminal, la cual estaba formada por al menos seis personas residentes en la isla, quienes de forma reiterada e itinerante cometían este tipo de delitos en distintos municipios no únicamente de Tenerife, sino también de La Palma y Gran Canaria, causando con ello una gran alarma social.

La mayoría de los robos eran cometidos en horario matinal aprovechando que las familias, que previamente habían vigilado, salían a realizar sus actividades habituales diarias, beneficiándose así de la ausencia de moradores en los domicilios. De esta manera podían llevar a cabo los ilícitos penales con la seguridad de que no iban a encontrar oposición por parte de los residentes en las viviendas. Para acceder a las mismas solían romper el bombín de las puertas.

De la multitud de gestiones practicadas durante los meses de investigación se pudo constatar cómo los miembros de la organización en una misma mañana efectuaban varios robos, al tiempo que vigilaban e incluso fotografiaban otros domicilios que serían objeto del mismo hecho delictivo a posteriori.

Los seis integrantes de la organización criminal poseían un amplio conocimiento de la metodología policial en cuanto a las vigilancias, de ahí que tomasen grandes medidas de seguridad para evitar ser seguidos. Además, también contaban con personas cuya misión era avisarles en caso de detectar la presencia policial en su zona de residencia. Igualmente, utilizaban vehículos de alquiler o a nombre de terceras personas con el fin de eludir su responsabilidad en caso de cualquier imprevisto o incidente.

Los investigadores, tras reunir indicios suficientes y con la correspondiente autorización judicial, llevaron a cabo siete registros domiciliarios ubicados en las localidades de Santa Cruz de Tenerife, San Cristóbal de La Laguna, Fasnia y Arona, en los que participaron diversas unidades pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil en Santa Cruz de Tenerife.

Durante estos registros se recuperaron tres escopetas, las cuales habían sido sustraídas en un domicilio de la localidad de Icod de los Vinos, así como multitud de objetos presuntamente sustraídos de las viviendas objetos de los robos tales como teléfonos móviles, objetos electrónicos, piezas de joyería, relojes, dinero en efectivo, una motocicleta, dos turismos y diversas herramientas utilizadas para la comisión de los robos.

Con esta operación se ha desarticulado un grupo criminal que podría estar implicado en más de 40 robos cometidos en las islas y municipios anteriormente mencionados, ya que era muy activa en sus acciones delictivas. Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Icod de los Vinos, quien ha dirigido toda la investigación, decretando el inmediato ingreso en prisión preventiva y sin fianza de todos los acusados.

La operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes al Equipo Territorial de Policía Judicial de Puerto de la Cruz y del Área de Investigación del Puesto Principal de Icod de los Vinos.