Publicado 16/07/2020 10:10:39 +02:00CET

El sector de la construcción pide un plan de recuperación que acelere su actividad y aproveche su potencial

Foto Mesa de la Construcción
Foto Mesa de la Construcción - FER

   LOGROÑO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El sector de la construcción, la edificación y la ingeniería de caminos de La Rioja, los sindicatos FICA-UGT de La Rioja y CCOO de Construcción y Servicios de la Rioja, así como los economistas de La Rioja reclaman que todas las Administraciones Públicas autonómica y locales de La Rioja establezcan "de manera urgente un canal de comunicación a través del cual se puedan estudiar las medidas y recursos necesarios para acelerar su actividad y contribuir de forma decisiva a una rápida recuperación económica".

   Se trata de aprovechar todo el potencial del sector de la construcción, edificación y obra pública como generador de empleo de calidad para poner en marcha una "ola de renovación inmobiliaria y de infraestructuras" que respondan a las necesidades de rehabilitación y renovación urbana y acceso a la vivienda siguiendo las líneas estratégicas que marcan el Pacto Verde (Green Deal) de la Comisión Europea, la Agenda 2030 de la ONU y la Agenda Urbana Española.

   En un comunicado conjunto, suscrito por la Asociación de Empresarios de Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR), el Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja (COAR), el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de La Rioja (COAATR), el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de La Rioja y el Colegio de Economistas de La Rioja, FICA-UGT La Rioja, CCOO de Construcción y Servicios de La Rioja y la Fundación Laboral de la Construcción de La Rioja el sector subraya que "la mejor manera de conciliar la solución" de eficiencia energética del parque edificatorio para que sea sostenible, accesible y funcional por el bienestar y la salud de las personas y "la necesidad ineludible de superar la crisis económica y contener la pérdida masiva de empleo sobrevenida por la pandemia" es "utilizar toda la potencialidad de la construcción".

   La capacidad del sector para ser "motor y base de una recuperación económica duradera". Para ello, destaca su variada estructura empresarial y la alta proporción de PYMES y autónomos, que hacen de la construcción el principal motor económico generador del 15% del empleo en La Rioja; sus capacidad de arrastre sobre otros sectores industriales locales (puesto que sólo importa un 7% de los materiales que utiliza), su capacidad de dinamización del comercio de proximidad para el equipamiento del hogar; su capacidad de generar una actividad inducida de 1,92 euros por euro invertido.

   Así como sus retornos fiscales; cercanos al 50%; y su estructuración en el ámbito laboral en torno al Convenio de Edificación y Obra Pública de La Rioja, a una Ley de Subcontratación específica del Sector de la Construcción y a la Fundación Laboral de la Construcción constituida paritariamente entre los agentes económicos y sociales del sector.

   A estas características del sector hay que sumar la realidad del parque de viviendas de nuestra región, y la necesidad de alinear las estrategias de recuperación económica con la estrategia europea para transitar hacia una economía verde.

   Como se recuerda en el documento "El sector de la Construcción y Edificación como motor de recuperación económica y modernización de La Rioja" los edificios son los mayores consumidores de energía de la Unión Europea, y responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

   En La Rioja, en concreto, el 90% del parque inmobiliario se construyó antes de la entrada en vigor de las primeras directivas europeas de eficiencia energética, y unas 15.000 viviendas no responden a ninguna normativa.

   Además, un 10% de esos edificios necesitan acometer urgentemente obras de conservación por su estado ruinoso o deficiente; un 77% tienen problemas de accesibilidad y, en general, en pocos casos están adecuadas a las nuevas formas de vida y requerimientos de habitabilidad. A toda esta problemática también hay que añadir las dificultades de acceso a la vivienda, con un parque público que no llega al 1,5%.

   Por ello, desde el sector se reclama una ola de renovación urbana para que nuestro parque edificado dé respuesta a las necesidades actuales, alcanzando la tasa de rehabilitación anual del 3% que recomienda la Unión Europea para que en 2050 el parque inmobiliario riojano haya alcanzado la neutralidad de emisiones tal y como exige la normativa europea sobre eficiencia energética.

   Con este comunicado el sector de la construcción, edificación e infraestructuras demanda un apoyo inicial y urgente, con actuaciones que impulsen y multipliquen la inversión privada con fondos públicos, y un canal de interlocución válido para contribuir a diseñar las políticas regionales y municipales que nos permitan acceder a los fondos de los programas de recuperación económica de la Unión Europea.

   El sector también considera que las Administraciones Públicas regional y locales riojanas deben acometer urgentemente reformas de carácter normativo para que el escenario económico-jurídico-técnico resultante favorezca el desarrollo de estas actividades de forma estable a largo plazo, y se luche contra la economía sumergida y por las condiciones laborales de los trabajadores; todo ello con la participación de los operadores del sector.

Contador

Para leer más