CCOO y UGT tildan de "bochornoso" y "desconcertante" el fallo del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas

Tribunal Supremo de España
EP - Archivo
Publicado 07/11/2018 18:36:11CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

CCOO y UGT Madrid han calificado de "decepcionante", "bochornoso" y "desconcertante" la decisión del Tribunal Supremo de revertir su criterio y fijar finalmente que sea el cliente los que asuman el impuesto sobre las hipotecas.

Así lo han indicado en declaraciones a los medios de comunicación los secretarios generales de CCOO y UGT, Jaime Cedrún y Luis Miguel López Reillo respectivamente, tras asistir a un desayuno informativo protagonizado por el presidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro.

Cedrún ha señalado que esta decisión del alto tribunal les ha dejado "desconcertados e indignados", al igual que al resto de trabajadores, y que el cambio de criterio del Supremo está "al servicio de la banca" que "no hace ningún favor a la Justicia".

A su juicio, el Parlamento tiene que tomar "medidas urgentes" y corregir "este desaguisado" del Supremo. También cree que debe haber "responsabilidades" por el cambio de criterio adoptado.

Mientras, el secretario general de UGT ha tildado lo ocurrido sobre el impuesto a las hipotecas de "bochornoso" y ha dicho que al final "la banca gana". "Los poderes fácticos han actuado ante el Supremo, lo cual es muy grave, para que los ciudadanos pierdan", ha agregado López Reillo quien espera que el Tribunal Europeo de Estrasburgo se pronuncie sobre esta sentencia.

Por otro lado y sobre la intervención del presidente de CEIM, el secretario general de CCOO ha dicho que su planteamiento favorable a la reforma laboral no es correcto y también le ha replicado que los "regalos fiscales" en Madrid dejan a la población sin menos recursos.

No obstante, ha valorado su compromiso respecto a la necesidad de incrementar el salario mínimo interprofesional, algo necesario en una comunidad "tan desigual" como Madrid. Pese a las posiciones "muy diferentes", cree que se deben llegar a puntos de encuentro con la patronal.

Respecto a la "batalla" de los horarios comerciales, ha coincidido con Lázaro en que es una cuestión "muy antigua" y que el problema está en que, con la digitalización y la venta online, no hace falta que 255.000 trabajadores del sector comercial "tengan que tener su conciliación machacada" los domingos.

Por su parte, López Reillo ha asegurado que se tiene que combatir la precariedad laboral en Madrid, región en la que unos 200.000 parados no tienen ningún tipo de prestación.

A su vez, ha asegurado que la reforma laboral ha hecho que los trabajadores sean "más pobres" y ha aumentado la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Por otro lado, ha señalado que la subida del salario mínimo es "vinculante" y es un compromiso que está "firmado". En caso de no cumplirse, advierten que los trabajadores saldrán "a la calle".

Contador