20 de febrero de 2020
 

Las constructoras, dispuestas a renunciar a su 20% en la sociedad pública que rescate autopistas

Publicado 11/03/2014 15:01:52CET
Julián Núñez
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las constructoras actualmente titulares de la decena de autopistas de peaje en riesgo de quiebra están dispuestas a renunciar a la participación del 20% que eventualmente tendrían en la sociedad pública que se estudia crear para 'rescatar' a estas vías, en caso de que ello sea necesario para que Bruselas autorice este proyecto diseñado por el Gobierno para resolver los problemas económicos de estas infraestructuras y evitar su liquidación.

"Si el hecho de que la nueva empresa de autopistas sea al 100% de capital público ayuda para que desde la UE no le pongan inconvenientes, los accionistas de las vías (las constructoras) estaríamos dispuestos a renunciar a nuestra participación", según indicó el presidente de la patronal Seopan, Julián Núñez.

No obstante, indicó que la Administración deberá abonar a estas empresas el importe de 473 millones de euros que aún les adeuda por las modificaciones de obras realizadas en su momento en las vías.

Durante su intervención en un curso de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el presidente de Seopan detalló que el Gobierno sigue trabajando con el sector sobre la constitución de esta sociedad pública.

Según manifestó, se espera que en el plazo de un mes tome una decisión sobre si este será finalmente el modelo elegido para solventar el problemas de las vías frente a la liquidación. En la actualidad, el proyecto está en estudio "de detalles técnicos" por parte del Ministerio de Hacienda.

En este punto, el representante de las grandes constructoras insistió en que la constitución de la sociedad pública es la mejor solución al problema de las autopistas "para el interés general", dado que no supondría un euro para el erario público, frente al coste de hasta 5.000 millones de euros que supondría al Estado liquidar las vías.

La eventual eventual empresa nacional de autopistas integraría a nueve empresas concesionarias que suman 748 kilómetros de autopistas, más de una quinta parte (el 22%) de la red, y una deuda financiera de 3.600 millones de euros.

Se trata de la radiales de Madrid, la vía que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Madrid-Toledo, la Ocaña-la Roda, la Cartagena-Vera y la Circunvalación de Alicante, vías que, según el presidente de Seopan, en unos años volverán a ser rentables.

INFRAESTRUCTURAS DE DUDOSA RENTABILIDAD.

Durante sus intervenciones en el curso de la APIE, tanto el presidente de Seopan, como el de la CNC, Juan Lazcano, coincidieron en rechazar que la construcción de infraestructuras esté en el origen de la crisis y que se hayan realizado excesos.

La patronal de grandes constructoras calcula que apenas se han construido una decena de infraestructuras "de dudosa rentabilidad", que representan "un 2 por mil" de los 550.000 millones de euros invertidos en obras públicas en las dos últimas décadas.

Julián Núñez argumentó asimismo que si actualmente hay carreteras o aeropuertos que no registran un grado óptimo de ocupación o tráfico es como consecuencia de la actual coyuntura económica. "En los últimos años el tráfico de camiones ha caído casi un 30% por la crisis, pero ello no quiere decir que sobren autovías", explicó.

El presidente de Seopan recordó además que las constructoras no planifican las infraestructuras, "sólo construyen lo que proyectan otros". "Que no se haga daño, que no se demonice, porque además se trata de un sector que ha construido el país a un precio muy competitivo", concluyó.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Teorizan meteoritos que alcanzan la Tierra a velocidad relativista

  2. 2

    Mägo de Oz confirma a Víctor de Andrés como su nuevo guitarrista

  3. 3

    José Bono habla de su futura boda con Aitor Gómez y cómo lo está viviendo su familia

  4. 4

    Eugenia Martínez de Irujo: "Con Cayetano no tengo relación"

  5. 5

    El nuevo coronavirus se puede transmitir por aerosol en el aire, según las autoridades de salud