Actualizado 10/11/2015 12:09 CET

Rescatan a un gato atrapado en un cepo aunque fallece luego por las heridas

Fwd: GATO MALTRATADO POR UN CEPO
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil rescataron el viernes pasado a un gato de corta edad que estaba atrapado en un cepo dentro de una finca privada en el municipio de Brunete, que finalmente falleció al día siguiente por las heridas provocadas al tratar de liberarse de la trampa.

   Según indica la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de la Comunidad de Madrid (Fapam), el animal se encontraba con heridas graves cuando fue hallado por los agentes del Instituto Armado al presentar la "pata destrozada y desgarrada" por los intentos de liberarse del cepo.

   La rápida actuación de los agentes permitió trasladar al gato al Hospital Veterinario Sierra del Suroeste de Brunete, pues de no ser rescatado el animal habría fallecido "lentamente".

   Tras el ingreso en la clínica, la Guardia Civil se puso en contacto con Fapam, que se hizo cargo del animal pero a pesar de los intentos del equipo veterinario por "salvarle la vida", el gato falleció al día siguiente por las lesiones que le produjo el cepo.

   "No estamos hablando de un caso aislado, la colocación de cepos y lazos es demasiado habitual debido a la sensación de impunidad que existe en la actualidad. Miles de animales mueren en una lenta agonía en los campos españoles donde los cazadores furtivos colocan estos artilugios*de la muerte sin ningún escrúpulo. Estos hechos son de una crueldad indescriptible y solo una persona sin ningún tipo de sentimientos es capaz de provocar semejante sufrimiento a un ser vivo", ha manifestado la presidenta de Fapam, Matilde Cubillo.

   La abogada de Fapam, Arancha Sanz, añade que el artículo 337 del Código Penal  castiga con hasta un año prisión "al que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud (...) a un animal doméstico". Entiende que en este caso se cumple el requisito del tipo agravado al haberse utilizado "métodos o formas concretamente peligrosas para la vida del animal".

   Estos hechos se han puesto en conocimiento del Seprona para que se inicie una investigación sobre lo sucedido y poder localizar al responsable de la colocación del cepo.

Para leer más