Publicado 10/07/2015 18:04CET

El Gobierno aprueba rebaja fiscal para vehículos eficientes de empresa

Coche eléctrico, enchufe, motor, vehículo, híbrido, sostenibilidad, transporte
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una rebaja fiscal sobre el IRPF para los vehículos eficientes que las empresas dan en uso a sus empleados, indicaron a Europa Press en fuentes de Anfac.

La reducción propuesta sobre la renta en especie varía de un 15% hasta un 30%, en función de las características medioambientales del vehículo y la medida será operativa desde el 1 de enero de este año, de modo que podría afectar a más de 100.000 unidades en 2015.

La asociación de referencia en el sector considera que las empresas, que constituyen uno de los canales donde se prevé unos importantes crecimientos en el próximo año debido a la mejora económica y al mayor acceso a la financiación, son muy sensibles a las modificaciones fiscales.

Por este motivo, la medida tendrá un impacto muy positivo en este canal, que hoy en día representa un 25% del mercado de compra de coches en España y ayudará a la renovación de las flotas de empresas, mediante la incorporación al parque de vehículos con más tecnología y medioambientalmente mucho más eficaces.

Anfac valora "muy positivamente" esta medida y el esfuerzo que desde el Ministerio de Hacienda se está llevando a cabo para potenciar el consumo interno. La iniciativa, recuerda, se suma a la rebaja del IRPF para los ciudadanos, que permitirá que éstos afronten el ejercicio con mayor renta disponible.

Además, considera que la medida tendrá impactos no solamente en el impulso del mercado de vehículos de empresa, sino también sobre el medio ambiente, pues contribuirá a una importante reducción de emisiones a la atmósfera.

De esta forma, el mercado español de vehículos de empresa se convertirá en uno de los más eficientes energéticamente de la Unión Europea, con un ahorro considerable de litros de combustible al año.

Al mismo tiempo, la medida ayudará a reducir la siniestralidad en las carreteras, ya que vehículos nuevos son sinónimo de mayor seguridad y contribuirá a la estrategia de reducción de accidentes en núcleos urbanos, señala Anfac.