S&P cree que la fusión con FCA podría generar a Renault tensiones con sus socios Nissan y Mitsubishi

Moody's valora positivamente la fusión entre Renault y FCA pero alerta de la complejidad de la operación
RENAULT/FIAT
Publicado 29/05/2019 18:33:01CET

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia S&P considera que la posible fusión entre el grupo Renault y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) presenta numerosas ventajas, como el incremento de las sinergias o la diversificación geográfica de las ganancias, pero advierte de que podría generar tensiones al consorcio francés con sus socios japoneses Nissan y Mitsubishi.

S&P cree que tal transformación conlleva riesgos de ejecución, especialmente debido a la debilidad que sufren muchos de los principales mercados automovilísticos del mundo y a las guerras comerciales que mantienen países como China y Estados Unidos.

De este modo, la firma mantendrá las calificaciones crediticias tanto de Renault como de Fiat Chrylser hasta que acuerden formalmente los términos de la fusión, incluida su estructura de capital.

No obstante, S&P recalca que si ambos grupos dan su aprobación formal para seguir adelante con la fusión, el impacto en las métricas de ambas entidades dependerá de la capacidad del nuevo grupo para dar la vuelta de las operaciones europeas de FCA, que actualmente muestran márgenes operativos "débiles" (1,8% en 2018), y de acelerar la electrificación de sus modelos para cumplir con los límites de emisiones de dióxido de carbono (CO2) establecidas por Europa.

Además, la firma cree necesario para que cambie el rating tanto de Renault como de FCA que el nuevo consorcio mantenga un alto nivel de ganancias operativas en Estados Unidos; restaure el atractivo de la marca Maserati; mantenga la suficiente liquidez para sostener una caída de la demanda de automóviles y se incluya a Nissan y Mitsubishi en el acuerdo.

FCA ha presentado al grupo francés una oferta no vinculante para abordar la operación, en la que propone una fusión al 50%. Según el consorcio italoestadounidense, la unión de ambas compañías supondría la creación de un grupo automovilístico con unas ventas totales de 8,7 millones de vehículos al año.

Por su parte, el consejo de administración de Renault ha anunciado que estudiará "con interés" la propuesta amistosa de fusión. Renault publicará "a su debido tiempo" una nueva comunicación para informar al mercado de los resultados de estas deliberaciones, de acuerdo con las leyes y regulaciones aplicables.

Contador