Publicado 29/05/2020 13:38:08 +02:00CET

FEM pide una alternativa al cierre de Nissan: "Es poco viable que reconsidere su decisión"

Foto recurso Nissan
Foto recurso Nissan - NISSAN - Archivo

Sobre cómo abordar la crisis, señala que no se trata solo de derogar la última reforma sino de una "profunda reforma" del marco

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Empresarial del Metall (FEM), Carlos Garriga, ha señalado que el fin de Nissan en Barcelona "era una muerte anunciada" y cree que "el Plan A, de que la empresa reconsidere su decisión es poco viable": "Espero que se esté trabajando seriamente en un Plan B o C".

En todo caso, ha señalado que los centros de producción son "activos muy valiosos", en "un tejido ideal para la automoción" y una plantilla "muy formada y experimentada". "Debería ser uno de los polos de atracción de inversión de automoción", ha señalado, esperando que exista un plan para evitar la deslocalización de la industria de componentes asociada.

Garriga, que ha comparecido ante la Comisión de Industria, Comercio y Turismo de la Cámara Baja para explicar los efectos de la crisis del coronavirus en el sector industrial, ha pedido también "ser cuidadosos" con declaraciones al respecto de cuánto puede costar a la compañía su salida de Barcelona, tal y como anunció este jueves.

"A veces, hacer mucha incidencia en el coste que va a tener la desinversión es muy negativo para traer nuevas. Es difícil de decir, pero cuando sindicatos y ciertos políticos dicen que a Nissan le va a costar muy caro, damos señal para q no venga mucha gente a invertir", ha manifestado

PIDE "EJEMPLARIDAD" DE LA ADMINISTRACIÓN CONTRA LA MOROSIDAD

En su exposición para dar cuenta de los efectos de la crisis y proponer propuestas para favorecer la salida de la crisis, Garriga ha planteado la importancia de la Administración, en todos sus niveles, de tener una actitud de "ejemplaridad" en la morosidad.

Así, ha señalado este riesgo, "una bola de nieve", como "la mayor amenaza" para el tejido productivo. Por ello, ha instado a priorizar los pagos, vigilar los cumplimientos y aplicar el régimen sancionador contemplado, con el fin de mantener la cadena de pago: "Es primordial", ha subrayado

Respecto a los cambios en materia laboral, ha señalado que "no se trata sólo de derogar la última reforma", tal y como pretende el Gobierno, sino abordar una "profunda reforma, empezando por el Estatuto de los Trabajadores", "desde el consenso y el diálogo social" y auspiciar "un nuevo modelo de concertación" entre sindicatos y empresas.

UN IVA REDUCIDO PARA AFLORAR ECONOMÍA SUMERGIDA

También ha planteado la posibilidad de potenciar las desgravaciones fiscales, un IVA reducido o subvenciones directas en sectores como la rehabilitación de vivienda --el IVA reducido podría incentivar el afloramiento de economía sumergida, ha dicho-- y seguir impulsando la inversión en I+D+i, donde detecta "un déficit muy importante" no sólo en el nivel de inversión, sino en la falta de ejecución de la prevista ante la "complejidad burocrática" y la "ineficiencia" de los instrumentos o la inseguridad jurídica.

Garriga ha puesto en valor la importancia de la industria, que ha pedido situar "en el centro" de las políticas que se adopten para afrontar la crisis, después de que durante estos años, a su juicio, se haya priorizado un "entorno que se basa en el sector servicios", y ha destacado la "ocupación de calidad" que se da.

En el caso del metal catalán, ha señalado que la categoría más baja de las empresas cubiertas por sus convenios, el sueldo mínimo, consta de 1.549 euros brutos en catorce pagas. En este sentido, ha recalcado el "esfuerzo" que supone el aumento de plantilla, por lo que ha trasladado la importancia de proteger los empleos existentes. "Cada empleo perdido es muy difícil de recuperar", ha dicho.

Por otro lado, ha pedido medidas para "evitar judicializar más conflictos" y agilizar los existentes, "alargar y escalonar" las moratorias para aplazar el pago de impuestos, liberar los superávits municipales y una mayor flexibilidad a la hora de ejecutar las medidas. "Hay que ser más rápidos", ha dicho.