Publicado 12/04/2021 17:16CET

Unidas Podemos ve en la deslocalización de Bosch en España una razón más para acabar con la reforma laboral

El portavoz de Justicia de Unidas Podemos y portavoz de IU en el Congreso, Enrique Santiago, durante una sesión plenaria en el Congreso
El portavoz de Justicia de Unidas Podemos y portavoz de IU en el Congreso, Enrique Santiago, durante una sesión plenaria en el Congreso - EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL - Europa Press

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, ha señalado este lunes que la deslocalización del fabricante alemán Bosch en España es "un motivo más para luchar" y para acabar con la reforma laboral.

Santiago espera que la nueva reforma laboral que prepara la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, "sea una realidad de forma inmediata y se garantice así el empleo y la industria en España", tal y como ha afirmado tras recibir a los trabajadores de Bosch de las plantas de Cataluña amenazadas por el cierre.

Unos cierres que el portavoz de Izquierda Unida en el Congreso y portavoz adjunto de Unidas Podemos ha criticado, señalando que la multinacional cuenta con beneficios en sus operaciones en España. "Esta es una de las causas por la que es imprescindible avanzar en la reforma laboral, ha aseverado.

En total, la representación de los trabajadores cifra en casi 1.500 los empleos amenazadas por esta deslocalización, entre quienes trabajan directamente para Bosch y los profesionales que integran las plantillas de los proveedores y subcontratas.

Santiago ha lamentado el "desmantelamiento paulatino" de las plantas de Bosch en toda España durante los últimos años, "sin causas justificadas y obedeciendo a decisiones estratégicas tomadas desde Alemania" para "maximizar beneficios".

En este sentido, considera "lamentable, injusto y egoísta", además, que se quiera imponer el cierre total de las plantas catalanas de Castellet i la Gornal y de Lliçà d' Amunt, ambas en Barcelona, después de que sus profesionales hayan aceptado en los últimos años, no solo importantes reducciones de plantilla, sino bajadas y congelaciones salariales para contribuir así a garantizar la continuidad de la actividad.

Contador