Ciudadanos pregunta a Marlaska por qué no ha condenado el escrache contra la Guardia Civil en Calella (Barcelona)

Escrache en Calella a agentes de la Guardia Civil
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 08/10/2018 18:46:09CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos quiere que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, explique por qué el Gobierno no ha condenado el escrache de la semana pasada junto al cuartel de la Guardia Civil en Calella, la localidad barcelonesa de la que hace un año fueron expulsados los refuerzos policiales enviados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy a Cataluña para impedir el referéndum independentista del 1 de octubre.

Los diputados Miguel Ángel Gutiérrez Vivas y Sergio del Campo Estaún han registrado una pregunta en el Congreso dirigida al ministro, para la que solicitan respuesta por escrito, basándose en el relato de los hechos por parte de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC).

Según la AEGC, unos 400 individuos "violentos" y "radicales" se concentraron el pasado miércoles por la noche ante la Casa Cuartel de Calella, acosaron a los agentes y sus familias e "incitaron al odio y a la violencia", y estos actos contaron con la "connivencia" de las autoridades municipales.

INQUIETUD POR LA SEGURIDAD DE LOS AGENTES EN CATALUÑA

Ciudadanos, que ha apuntado a la "creciente inquietud" por la seguridad de los guardias civiles y policías nacionales destinados en Cataluña y sus familias, ha preguntado a Grande-Marlaska si era conocedor del escrache de Calella y, en caso afirmativo, "por qué no lo condenó".

Asimismo, quiere saber qué opina el ministro de "la incesante tensión que están viviendo los guardias civiles y, en general, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" destinados en esa comunidad.

La formación naranja también ha preguntado si Interior tiene previsto adoptar medidas al respecto y si considera suficiente el amparo que ofrece el Gobierno a los agentes y sus familias, y pide que el Ejecutivo aclare si condenará los actos de "acoso" que se puedan producir en el futuro.

Calella fue escenario de confrontación en 2017 coincidiendo con el referéndum separatista del 1-O. Dos hoteles expulsaron de sus instalaciones a los guardias civiles y policias alojados con motivo del operativo especial para frenar la consulta ilegal después de que algunos vecinos protestaran junto a los establecimientos para pedir que se fueran del pueblo.

Contador