España y Portugal defienden que la UE apoye su industria de armamento, pese a las reticencias de EEUU

Publicado 04/06/2019 18:35:47CET
España y Portugal defienden que la UE apoye su industria de armamento, pese a las reticencias de EEUU
REAL INSTITUTO ELCANO

Embajador español en la OTAN dice que el debate sobre el gasto no cesará porque "en 2024 el mundo será más complejo y requerirá más inversión"

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Responsables de política de Defensa de España y Portugal han reivindicado este martes el rumbo de la política europea de defensa, la Cooperación Estructurada (PESCO) y el Fondo Europeo de Defensa, a pesar de las reticencias expresadas por Estados Unidos.

En un foro sobre el futuro de la OTAN organizado por el Real Instituto Elcano, la directora general de Política de Defensa, Elena Gómez Castro, ha subrayado que "Europa ya ha producido capacidades propias" como los helicópteros MH90 o el avión A400M y que ahora se trata de poner en marcha "un incentivo" para que el presupuesto comunitario dé también financiación a la industria de defensa, "intensiva en mano de obra especializada y en tecnología, que crea muchos empleos y asegura la competitividad".

Gómez Castro ha incidido en que "el vínculo trasatlántico es también industrial", como se demuestra en los últimos programas aprobados en España --como la modernización de los helicópteros Chinook-- pero no se trata de algo exclusivo. "Se va a seguir trabajando con Estados Unidos pero Europa también necesita seguir desarrollando su industria de defensa", ha dicho.

Más tajante ha sido su homólogo portugués, Nuno Pinheiro Torres: "No creo que haya necesidad de cambiar lo que estamos haciendo, estamos haciendo lo necesario para reforzar ciertas capacidades", ha dicho. Opina, eso sí, que tal vez haya que "explicar mejor" que todo ello va "en favor del vínculo trasatlántico".

En cambio, Gómez Castro no cree que el problema sea de explicación porque, a diferencia de lo que sucede en la OTAN, en la UE casi todos los documentos son públicos. "No es falta de información", ha dicho, convencida de que la "transparencia" de la UE debería facilitar la relación.

RESPONSABLE DE LA OTAN: ES UN ASUNTO COMERCIAL

Por su parte, la vicesecretaria general adjunta de Diplomacia Pública de la OTAN, Carmen Romero, ha asegurado que Estados Unidos está a favor de una Europa de defensa y de una Europa más fuerte y que lo que quiere es garantizar que "la industria de armamento estadounidense pueda seguir siendo competitiva en el mercado europeo", así que es "un tema de comercio puramente".

Pinheiro ha reconocido que, si la autonomía estratégica europea pasa por mejorar la base industrial y tecnológica del continente, cosa que es "absolutamente legítima", es posible que los europeos tengan menos necesidad de comprar equipamiento militar americano. En todo caso, ha recordado que la balanza comercial en materia de defensa es "abrumadoramente favorable" a Estados Unidos, que no compra mucho a Europa.

Romero también ha explicado que la reclamación de Estados Unidos de que Europa gaste más en defensa no es una exigencia del actual presidente, Donald Trump, sino de todos los presidentes estadounidenses, y también un compromiso de los propios aliados.

Sobre este asunto, el embajador español ante la OTAN, Miguel Fernández-Palacios, ha detallado que España tiene el compromiso de aumentar el gasto en defensa desde el 0,93 por ciento del PIB actual, unos 11.000 millones de euros, al 1,53 por ciento en 2024 (21.000 millones). También ha recordado que España contribuye por encima de lo que le correspondería a las operaciones de la Alianza.

No obstante, ha advertido de que el debate sobre el reparto de la carta en materia de defensa no terminará en 2024, porque para entonces "el mundo será mucho más complejo", y "se parecerá en algunos aspectos al de la Guerra Fría", de manera que "exigirá mayor inversión en defensa.

Junto a las amenazas tradicionales a las que la OTAN hace frente --incluyendo ya el terrorismo entre ellas-- Fernández-Palacios ha mencionado el reto de la ciberseguridad y la guerra híbrida, "uno de los temas que más preocupan a la OTAN" y en el que la organización ya está trabajando en medidas de asistencia a países que puedan ser susceptibles de sufrirla. El presidente del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, también ha incidido en las nuevas amenazas.

Los responsables españoles en el foro han recalcado que España apuesta por una defensa europea ambiciosa, que mejore su eficacia y contribuya al reparto de las responsabilidades y "en plena compatibilidad con la OTAN", evitando solapamientos y duplicidades. Ambas, UE y OTAN, han recalcado, son necesarias para la defensa europea y ambas aportan valor añadido.