5 de junio de 2020
 
Publicado 25/03/2020 19:06:00 +01:00CET

SUP y AUGC denuncian ante la Inspección de Trabajo la falta de protección necesaria de los agentes

Varios agentes de la Policía Local de Valencia protegidos con mascarillas
Varios agentes de la Policía Local de Valencia protegidos con mascarillas - Iván Terrón / Europa Press

Señalan que ya han iniciado trámites para interponer una demanda en sede judicial por el mismo motivo

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) han denunciado este miércoles ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la falta de medios de protección con la que tienen que desempeñar su función los agentes durante el estado de alarma.

En un comunicado conjunto, denuncian "graves carencias" en esa protección necesaria para "para evitar el contagio del COVID-19", y lamentan que no solo no se les proporciona esos medios profilácticos suficientes como mascarillas, guantes, geles desinfectantes o gafas", sino que se les impide que utilicen materiales obtenidos por su cuenta.

Con esta denuncia ante la Inspección de Trabajo quieren que un organismo oficial acredite esa exposición de alto riesgo, "grave e inminente", y que por tanto exija a la Administración las medidas para evitar transmisiones del virus entre los funcionarios.

Desde el SUP y la AUGC advierten además de que no será la única medida que adopten al respecto puesto que han iniciado trámites para interponer una demanda en sede judicial exigiendo que se ordene la compra y distribución efectiva y real de equipamientos de protección que eviten que los agentes y sus familias, como colectivo de alto riesgo, estén expuestos a un contagio sin las necesarias medidas profilácticas.

"Si no se soluciona esa situación, el SUP y la AUGC demandarán de la autoridad judicial que depure las responsabilidades de los mandos que pongan a sus subordinados en riesgo por guardar equipamiento sin utilizarlo o evitar su uso", añaden.

En esta denuncia aseveran que ya son 9.000 funcionarios contagiados por coronavirus (entre guardias Civiles, policías y militares) y afirman que esa cifra de infectados es "consecuencia directa de una exposición incidental a agentes biológicos".

PRUEBAS, GAFAS, MASCARILLAS Y GUANTES

Con el objetivo de acabar con la "grave situación" plantean en la denuncia que se realicen pruebas a todos los funcionarios de ambos cuerpos para conocer cuántos de los aislados están infectados realmente por el virus o para saber si hay agentes trabajando con el virus sin presentar síntomas.

También exigen la entrega inmediata de gafas de protección, de mascarillas del tipo FPP2 y FPP3, de guantes y buzos, para que así la Administración cumpla con la obligación "de proteger la salud de los policías nacionales y guardias civiles". Recalcan por último que la ausencia de protección es generalizada y no puntual.