Una ruptura matrimonial pudo originar la disputa que acabó con tres muertos en Cáseda

407559.1.644.368.20180919131220
Vídeo de la noticia
Publicado 19/09/2018 13:12:20CET

PAMPLONA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La investigación sobre la muerte de tres personas ayer martes en Cáseda en una disputa entre dos familias de etnia gitana apunta a que los hechos tuvieron su origen en una ruptura matrimonial de miembros de ambas familias, según ha informado la Policía Foral, que está realizando la instrucción del atestado junto con la Guardia Civil.

Una portavoz del grupo de comunicación de la Policía Foral ha explicado que se activó a lo largo de la noche un dispositivo en previsión de que pudiera haber más incidentes de seguridad ciudadana y se enviaron patrullas tanto a Cáseda como a la localidad de Tierra Estella en la que residen los presuntos autores de los hechos, que fueron detenidos tras el suceso.

No ha habido ningún incidente a lo largo de la noche ni de la mañana. No obstante, la Policía Foral sigue realizando patrullajes en ambas zonas en prevención de que pudiera haber algún incidente y por seguridad también para los vecinos de la zona.

Según han explicado desde el grupo de comunicación de Policía Foral, "los motivos que llevaron a esta discusión parece que fueron peleas entre las familias por la ruptura del matrimonio entre miembros de ambas familias".

La Policía Foral ha explicado ayer sobre las 18.53 horas Sos Navarra recibió varios avisos de vecinos de Cáseda que indicaban que estaba habiendo una pelea entre dos familias de etnia gitana y que algunos de ellos portaban unas escopetas.

Hasta el lugar fueron enviadas patrullas de Policía Foral y servicios de ambulancia. Una vez en el lugar se encontraron tres personas en el suelo que habían fallecido. Se trata de un padre de 50 años, F.J.E., y sus hijos de 29 años, J.A.J.E., y de 17 años.

Los presuntos autores de los hechos huyeron del lugar en un Seat Toledo. "Gracias a la rápida intervención de agentes de la comisaría de Tafalla fue posible perseguirles, darles alcance y detenerlos. Las tres personas, un varón de 53 años, el padre de la familia y sus dos hijos, fueron detenidos y están pendientes de pasar a disposición judicial", según ha explicado la Policía Foral.

Los detenidos, todos ellos mayores de edad y vecinos de una localidad de Tierra Estella, se encuentran en la comisaría de Pamplona y pasarán a disposición judicial "lo antes posible".