Publicado 27/08/2021 08:01CET

Luis del Val.- Hortera vintage

MADRID (OTR/PRESS)

El sonido de las olas y el crepitar del fuego suelen proyectar la misma mezcla de semejanza y variedad, de la misma manera que el rompimiento de las aguas, en la orillas, y el baile de las llamas, en una chimenea, son siempre tan iguales como diferentes.

Andaba uno en esas reflexiones veraniegas, contemplando la espuma blanca de las olas, cuando me sacudió un fuerte ruido de música popular que interrumpió mis pensamientos para tratar de localizar al orangután que había traído el estruendo al plácido rincón de la playa. Se trataba de un hombre con apariencia de homo sapiens, de unos treinta y tantos años, barbado, armado con un tubo impermeabilizado, de cuyos extremos surgía el rugido de lo que fuera.

Recordé que estábamos a mitad del año 2021, y que el último ejemplar de orangután armado de música, que yo recordara, procedía de los años sesenta del siglo pasado. El aparato de radio con transistores se había descubierto tres años después del final de la II Guerra Mundial, pero en España se popularizó en los sesenta, donde era dificilísimo prometértelas felices, tumbado sobre la toalla de una piscina, sin que apareciera el hortera con el aparato de radio a todo volumen para romper con la tranquilidad y fomentar el desasosiego.

A tal punto llegó su crecimiento que apareció un dicho o refrán que sintetizaba la situación en dos versos octosílabos: "No hay un coche sin motor, ni hortera sin transistor".

Como la tecnología avanza y el hortera permanece, ya no van armados de un aparato de radio, sino que conectan su teléfono móvil con amplificadores sofisticados, como el que poseía el orangután que he descrito al principio. Se trata del "hortera vintage" del siglo XXI, y ya apuntó maneras, a finales de los años noventa, cuando bajaba las ventanillas del automóvil que conducía para que, a su paso, nos diéramos cuenta de sus esfuerzos por quedarse sordo para que nos percatáramos de la potencia de su aparato de radio. Estoy a favor de los avances tecnológicos, pero necesitamos una normativas para neutralizar horteras.

Contador

OTR Press

Luis Del Val

Hermano lobo

por Luis Del Val

Julia Navarro

Un error de libro

por Julia Navarro

Rafael Torres

El ruido del volcán

por Rafael Torres

Antonio Casado

Donde hay patrón...

por Antonio Casado