Actualizado 10/01/2012 16:57 CET

Kodak simplifica su estructura para mejorar la productividad

Logotipo De Kodak
T-MIKI/FLICKR/CC

ROCHESTER (ESTADOS UNIDOS), 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La compañía estadounidense de productos y servicios fotográficos Eastman Kodak ha creado una nueva estructura de negocio "más simple" con el objetivo de incrementar la productividad, reducir costes y acelerar su transformación en una compañía digital que genere una rentabilidad sostenible y cree valor para sus accionistas.

En un comunicado, Kodak explica que, con la nueva estructura, ha reducido desde el pasado 1 de enero el número de divisiones de tres a dos, Commercial Segment y Consumer Segment, que responderán ambas al recientemente creado cargo de director de operaciones y presidente, ocupado de forma conjunta por Philip Faraci y Laura Quatela.

Faraci se centrará principalmente en la división comercial y las operaciones regionales y las ventas de la compañía, mientras que Quatela se encargará en mayor medida de la división de los consumidores y de ciertas funciones empresariales. Ambos, responderán ante el presidente y consejero delegado de Kodak, el español Antonio M. Pérez.

Bajo la nueva estructura, las dos divisiones reemplazan a las actuales Graphic Communications Group (GCG), responsable de equipamiento de impresión digital, software y consumibles; Consumer Digital Imaging Group (CDG), que ayuda a los consumidores a capturar e imprimir imágenes; y Film, Photofinishing and Entertainment Group (FPEG), que representa el negocio tradicional de la empresa de película fotográfica y de cine.

"A medida que completamos la transformación de Kodak en una compañía digital, nuestros mercados futuros serán muy diferentes de los pasados, y necesitamos organizarnos de acuerdo con esta evolución", aseguró Pérez, quien destaca que la nueva estructura simplifica la organización, se centra en sus clientes comerciales y consumidores y aprovecha a su gente para capitalizar sus enorme capacidades tecnológicas.

En este sentido, incidió en que estos cambios en la estructura del negocio permitirá a Kodak asignar recursos de una forma más productiva, permite seguir reduciendo significativamente sus costes administrativos y mejorar su eficiencia. "Confiamos en que estos cambios apoyarán nuestros esfuerzos para aprovechar al máximo nuestras oportunidades", incide.

La tradicional compañía se enfrenta actualmente a una complicada situación después de que el pasado mes de octubre algunos medios de comunicación especularan con la posibilidad de que la empresa se declarara en suspensión de pagos, algo que Kodak Eastman se vio obligada a desmentir para frenar el desplome de sus títulos en bolsa.