Actualizado 07/10/2015 20:57 CET

Samsung y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte presentan la "Guía Práctica de la Educación Digital"

   MADRID, 7 Oct. (Portaltic/EP) -

   Samsung ha presentado este miércoles las conclusiones y recomendaciones recogidas en la "Guía Práctica de la Educación Digital", elaborada por la compañía sobre la integración de las tecnologías en el aula para enriquecer el proceso de aprendizaje.

   La investigación destaca el importante papel que juegan las 'tablets', convertidas en el nuevo "cuaderno" de los alumnos, que impulsan los actuales métodos de aprendizaje colaborativo e introducen el entretenimiento como pilar estratégico para estimular la pedagogía en las aulas.

   La guía sobre la práctica educativa, elaborada por un equipo de investigadores de la Universidad de Valencia con el apoyo de Samsung y del INTEF, está basada en la aplicación del proyecto Samsung Smart School en 15 colegios públicos españoles durante el curso 2014-2015.

   "Samsung Smart School no pretende únicamente la transformación digital de las aulas, sino que va más allá para mejorar el ecosistema de aprendizaje bajo el modelo de educación 'Digital Smart'. En Samsung hemos querido poner nuestro mayor activo, la innovación, al servicio de los centros educativos, participando en el apasionante cambio metodológico y pedagógico que se está produciendo actualmente. Junto al compromiso docente y social, la tecnología jugará un papel decisivo en esta transformación de la práctica educativa", ha declarado el director de Relaciones Institucionales, Comunicación y Ciudadanía Corporativa de Samsung España, Francisco Hortigüela.

   El acto de presentación, celebrado en la Biblioteca Nacional, ha contado con la presencia de dicho director, acompañado por el director general de Evaluación y Cooperación Territorial, José Luis Blanco López; el investigador de la Universidad de Valencia, Cristóbal Suarez; y el participante en el programa Samsung Smart School procedente del CEIP de San Francisco de Logroño, Gonzalo Lozano.

LA TECNOLOGÍA COMO ALIADO EDUCATIVO EN EL AULA

   Entre los resultados de la investigación, destaca la relación entre el uso eficaz de las tabletas y el cambio en la metodología docente, orientada actualmente hacia el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) y el aprendizaje colaborativo, en el que el alumno asume un mayor protagonismo frente a los modelos tradicionales. Gracias a la movilidad que brindan las 'tablets', las aulas se transforman además en espacios abiertos y flexibles donde profesores y alumnos pueden conectar, compartir y colaborar con mayor facilidad.

   Según describen los docentes participantes en el proyecto Samsung Smart School, la 'tablet' se ha convertido en un "reto ilusionante" al permitir realizar nuevas actividades y tareas, distintas a leer o escribir, y brindar posibilidades como la investigación en red, la edición conjunta en la nube o el uso de contenidos multimedia. Por parte de los profesores, además del uso de las 'apps' en clase, el dispositivo ha introducido cuatro grandes novedades en los métodos de evaluación: la evaluación como activo de entretenimiento, la introducción de rúbricas, la inmediatez en la respuesta y la evaluación tipo test en red. En todos los casos, la 'tablet' ha supuesto un avance en la atención individualizada y el seguimiento personalizado del trabajo de cada alumno, un aspecto del que se benefician especialmente los estudiantes con necesidades educativas especiales.

RECOMENDACIONES Y RETOS EDUCATIVOS

   Partiendo de la iniciativa Samsung Smart School, se ha creado una red de aulas tecnológicas avanzadas cuya experiencia y práctica educativa diaria puede ser aprovechada por otros centros en España. Basándose en los resultados del estudio, la "Guía práctica de la educación digital" ofrece, así, una serie de recomendaciones referidas tanto a los docentes, como a los alumnos y al propio contexto educativo.

   Incrementar la seguridad digital es uno de los grandes retos del nuevo modelo educativo. Junto a las soluciones de control parental para atender la seguridad digital en menores, los investigadores proponen fomentar la seguridad como parte de la competencia e identidad digital de los alumnos y no como una supervisión externa.

   A pesar de ser considerados "nativos digitales", los alumnos deben desarrollar las competencias digitales necesarias para utilizar las tabletas en su aprendizaje, lo que va más allá de la mera competencia técnica. "La tecnología, en definitiva, debe formar parte de una estrategia educativa global. Hay que diseñar las actividades de aprendizaje asumiendo que los alumnos y los docentes forman parte de un escenario abierto y global. Tanto docentes como directivos tienen que ser conscientes de la necesidad de establecer y desarrollar una cultura digital en su centro educativo", destaca Cristóbal Suárez.

   Recuperar el juego como parte del aprendizaje es otra de las principales recomendaciones de la guía para dar el impulso definitivo a la transformación digital de la educación. Con los aparatos electrónicos, los alumnos aprenden a buscar y obtener información por sí mismos, lo que supone un cambio de rol docente. Además, aprovechando la asociación que hacen los alumnos entre tableta y juego, se propone dar el salto a la gamificación como estrategia pedagógica en el aula. Finalmente, los investigadores destacan el papel catalizador de 'tablet' hacia el enfoque 'Flipped Classroom' o aula invertida, ampliando los entornos en los que se desarrollan procesos de aprendizaje (como el hogar o las actividades extraescolares) y combinándolos con el aula.

UN NUEVO MODELO DE EDUCACIÓN INTELIGENTE Y DIGITAL

    Samsung Smart School, el programa de ciudadanía corporativa de Samsung para la transformación digital de las aulas, abarca actualmente 38 centros de Educación Primaria y 2.100 estudiantes de toda España. A través de este programa, Samsung pretende impulsar el aprendizaje de los alumnos y ofrecer nuevas herramientas pedagógicas a los docentes, mediante el uso de dispositivos móviles y tecnología de última generación. La formación de los docentes es otra de las piezas fundamentales del programa, orientándoles de forma práctica para aprovechar los nuevos recursos tecnológicos en el aula.

   El fin último del programa es contribuir a eliminar la posible brecha digital en los colegios desfavorecidos por su ubicación geográfica (zonas rurales alejadas), su ratio de abandono escolar, su tasa local de desempleo o la atención a las necesidades de los alumnos de Educación Especial.

   El programa se desarrolla en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y se extiende ya por 13 comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla.

   Los dispositivos tecnológicos utilizados en el programa Samsung Smart School incluyen pizarras digitales interactivas, la 'tablet' Samsung Galaxy Note 10.1 y el bolígrafo digital S Pen, que permite manejar la tablet y facilita tareas educativas básicas como la escritura, el subrayado de contenidos, la toma de apuntes o el dibujo.

   Respecto a las aplicaciones utilizadas, los investigadores han detectado una tendencia al uso docente de apps genéricas, no ligadas a un contenido específico, sino compatibles con múltiples áreas curriculares. Entre ellas, figuran apps tan populares como S-Note, Youtube, Google Drive, Polaris Office o Tellagami.

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN

   La "Guía práctica de la educación digital", elaborada por un equipo de investigadores de la Universidad de Valencia con el apoyo de Samsung y del INTEF, está basada en la aplicación del proyecto Samsung Smart School en 15 colegios públicos españoles durante el curso 2014-2015. La elaboración se ha apoyado en tres componentes: el estudio de la opinión de los docentes que han participado en el proyecto a través de encuestas 'online'; la exploración de su práctica educativa en el aula y el trabajo en sesiones de 'focus group' con los docentes y entrevistas; y por último, el análisis de las 80 unidades didácticas generadas y aplicadas en el proyecto.

Para leer más