PES 2013 retoma el buen camino

PES 2013
KONAMI
Actualizado 21/09/2012 19:11:32 CET

MADRID, 21 Sep. (Ángel Llamas/Portaltic) -

Se acabó el verano. Para muchos empiezan las clases y los que ya no estamos en edad volvemos a poner nuestra mejor sonrisa al jefe mientras soñamos despiertos (y a veces no tan despiertos) con la hora de volver a casa a relajarnos con nuestro hobby favorito. Y tú, que estás leyendo esto es porque como yo tienes dos de esos hobbys en la lista: el fútbol y los videojuegos. Si es así, te alegrará saber que con PES 2013, la saga ha retomado el buen camino.

Hace mucho que estas dos aficiones van de la mano. Konami se dio cuenta en su momento del filón que tenía delante y en 1997 decidió dar un giro completo creando un juego de fútbol que apostaba por la simulación total. Winning Eleven 97, o como se le conoció en Europa, ISS Pro, después Pro Evolution Soccer (PES), entró en el mercado de los videojuegos como un elefante en una cacharrería sentando las bases para reinar en los verdes campos virtuales durante diez años.

A pesar de que dominó durante dos generaciones completas, con la llegada de la actual remesa de consolas se acabó su hegemonía. La llegada de Pro Evolution Soccer 2008 calmó las ansias de los usuarios de Playstation, que veían como su PS3 estrenaba la saga. El resultado fue un estrepitoso fracaso que le costó a Konami perder un trono que no ha vuelto a recuperar. Fifa ha sido desde hace algunos años la referencia.

Después de años de promesas, en su mayor parte incumplidas, y de ver cómo en las últimas entregas el juego se ha ido acercando a lo que un día fue, con esta nueva versión Konami nos ofrece su mejor cara, y aunque tiene aún mucho margen de mejora es una experiencia muy cercana a lo que en su momento nos ofreció el que fuera el rey de los juegos del deporte rey.

EL MEJOR DE SU GENERACIÓN

Estamos sin ninguna duda ante el mejor Pro Evolution Soccer de su generación, incluyendo el mitificado PES 6. En esta nueva versión se ha hecho mucho hincapié en mejorar la inteligencia artificial, haciendo que nuestros compañeros de equipo busquen desmarques y hagan coberturas de una manera muy similar a lo que podemos ver en un partido real.

Otro de esos detalles que hicieron grande a la saga y que se había quedado diluido durante estos últimos años es el golpeo de balón. En esta nueva entrega es simplemente maravilloso, y es uno de los apartados en los que más se diferencia de su gran rival. Situaciones distintas exigen soluciones distintas y notar como el balón se dirige a portería de diferente manera si se ha golpeado con el empeine o con el interior del pie, es algo que dota a PES 2013 de un carácter propio.

Hay que destacar, además, el trabajo realizado con los porteros. Era obvio que necesitaban una mejora sustancial para estar a la altura del resto del juego. No es malo que los porteros tengan algún fallo, pero no está bien que te tiemblen las piernas cada vez que nos tiran a puerta.

Mencionar también el nuevo sistema de controles, que hace que si somos lo suficientemente hábiles con el pad, podamos alcanzar la perfección. Y digo que si somos hábiles porque es responsabilidad del jugador, que controla el pad pulsar el gatillo en el momento justo para que el balón se quede pegado al pie al recibir. De lo contrario, dependerá de la habilidad del futbolista que manejemos para que la pelota se nos vaya más o menos en el control.

LICENCIA PARA JUGAR

A los seguidores de la saga nunca les importaron mucho las licencias. Nunca fue un impedimento jugar con el Merseyside Red o que al Madrid le llamaran Chamartín. Roberto Larcos o Dino Riggio ya son leyendas de la franquicia, y sus jóvenes jugadores (algunos ya retirados) como Castolo o Minanda eran tan reales como cualquiera de los jugadores auténticos.

Dicho lo cual, es muy agradable comprobar como año a año Konami hace un trabajo de fondo, negociando con las distintas federaciones para ir añadiendo licencias a su juego. Aunque el otro juego del mercado sigue siendo muy superior en este aspecto, especialmente en clubes, Konami no se olvida de las selecciones más pequeñas y es el único que nos permite jugar con equipos como Serbia o Colombia y su Falcao. Además, cuenta con el aliciente de la UEFA Champions League y la Copa Libertadores con licencia completa. El gran lastre en este sentido es la ausencia de licencia para la Premier League, en la que sólo encontraremos con su escudo y equitación real al Manchester United.

EL ONLINE

Una ausencia casi total de modos de juego online es algo que le puede pesar bastante en la lucha por el triunfo esta temporada.

Por el contrario, una vez metidos en harina y puestos a defender nuestros colores contra rivales de todo el mundo, el juego esta vez sí que devuelve las buenas sensaciones.

Es cierto que comparado con el juego offline se vuelve algo más lento y tosco, pero en ningún momento interfiere en la jugabilidad o en la sensación general de buen juego. A pesar de la ausencia de modos de juego, este apartado vuelve a poner a PES 2013 en la senda de lo que un día fue, y nos hará pasar tardes y noches enganchados intentando mejorar nuestro número en el ranking.

UN SALTO GRÁFICO, PERO NO ENORME

Gráficamente hablando PES 2013 ha recibido un lavado de cara, pero no supone una gran diferencia con su predecesor. Las caras de los jugadores más conocidos se acercan a un nivel de realismo difícil de superar. Además, alrededor de medio centenar de jugadores cuentan con movimientos y gestos propios de sus homónimos en la vida real.

Otro de los puntos fuertes es la inclusión de una gran cantidad de estadios reales, incluyendo todos los de la liga BBVA.

Por si esto fuera poco, contamos además con un potente editor de estadios que nos permitirá crear nuestro propio teatro de los sueños. Además, la ambientación sonora es de nuevo impecable, y los hinchas cambian su manera de animar dependiendo de en qué parte del mundo juguemos, contando con cánticos personalizados por países. El punto débil en este apartado vuelve a ser el comentarista secundario que incomprensiblemente dispone de un volumen mucho menor que su compañero en la retransmisión dificultando muchas veces que podamos escucharlo con nitidez.

CONCLUSIÓN

Konami ha encontrado por fin el camino. El año pasado ya dejó muestras de estar trabajando en la dirección correcta, y este año se confirma. Estamos ante el mejor PES de la saga, pero le queda trabajo por hacer para volver a coronarse rey. Debe mejorar especialmente el apartado online para evitar esa sensación de haberlo dejado de lado y sólo entonces se encontrará en condiciones de jugar mano a mano contra el gigante canadiense.

Mientras tanto, para los es un juego más que notable, que además atraerá a buena parte de los indecisos que nunca llegaron a enamorarse de FIFA y que encontrarán, por fin, un Pro Evolution Soccer a la altura de ésta generación, aunque llegue un tanto tarde.

Gráficos: Un obligado pulido no es suficiente para notar una mejora sustancial. Habrá que esperar al año próximo para ver su anunciado nuevo motor gráfico. 8

Sonido: Si dejamos a un lado el fallo en los comentarios, este apartado es impecable La música también está a la altura incluso aunque nos obligue a escuchar el "Ai si eu ti pego". 9.5

Diversión: Por fin cumple lo que promete. PES 2013 nos hace recuperar sensaciones que habíamos abandonado en un cajón de nuestra memoria jugona 9.0

Total: Un juego de fútbol que hará felices a los nostálgicos, que satisfará por completo a sus incondicionales y que incluso es capaz de atraer a nuevo público. De haber llegado unos años antes es muy probable que no hubiera perdido el trono. 9

Pro Evolution Soccer 2013 está disponible para Xbox 360 (versión analizada) y PlayStation 3 por 49,95 euros y para PC de 39,95 euros. Desarrollado y editado por Konami, tiene un PEGI 3.