Guardias civiles en la tragedia del Tarajal: "¿Los cogemos? No lo sé, por lo menos retenerlos, que van para Ceuta"

Publicado 19/03/2014 21:25:24CET
El secretario de estado de Seguridad, Francisco Martínez
EUROPA PRESS

Participaron 56 agentes, se dispararon 145 bolas de goma, Interior asegura que ningún inmigrante fue alcanzado por los antidisturbios

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha comparecido este miércoles durante cinco horas ante la Comisión de Interior del Congreso para exponer, con los vídeos que grabaron las cámaras del SIVE y de la valla fronteriza y los audios de las conversaciones entre los agentes y el centro de control, más detalles acerca de la tragedia en la que perecieron 15 migrantes cuando intentaban alcanzar a nado la playa ceutí de El Tarajal, el 6 de febrero.

En una de estas grabaciones de audio, los agentes advierten de que hay inmigrantes nadando y piden instrucciones: "¿Los cogemos? No lo sé --contestan en el centro operativo-- por lo menos retenerlos y que no sigan avanzando, que van para Ceuta". La respuesta: "Es imposible, han pasado por detrás de nosotros y o los cogíamos o los dejábamos avanzar".

Martínez ha realizado un repaso cronológico de lo sucedido en la mañana del 6 de febrero apoyándose de mapas aéreos y gráficos, desde la llegada de unos 200 inmigrantes al paso fronterizo de Buitz hasta la devolución a Marruecos de quienes alcanzaron suelo español. Asimismo, ha proyectado fragmentos de los vídeos ya difundidos por el Ministerio del Interior, editados para "mejorar" la calidad y acompasar las grabaciones de audio, principal novedad de la comparecencia.

Se trata de un total de 96 conversaciones entre los agentes destacados en la zona y el centro operativo desde las 6:30 horas hasta las 9:52 del 6 de febrero que se han entregado a la jueza de Ceuta que instruye el caso y que se han mostrado al Congreso, según Martínez, en "un ejercicio de transparencia que no tiene parangón" para probar que la actuación del Instituto Armado fue la correcta.

Los audios recogen el intercambio de información entre los agentes desde que advierten que los inmigrantes se acercan a la zona fronteriza y a la playa, hasta las primeras tareas de rescate del grupo subacuático, que avistó dos cadáveres junto a las rocas del espigón y no los recogió por orden directa del capitán, que hizo notar que los cuerpos estaban en zona marroquí: "Lo van a hacer ellos", dijo.

"Ese tono de alarma de que hay inmigrantes que se ahogaban no está, no lo han escuchado porque ante la Guardia Civil no había nadie que se estuviera ahogando. Murieron en aguas marroquíes. Tampoco escuchamos una orden del tipo 'que no entre nadie', una orden que no se dio: No hubo una orden operativa de evitar a toda costa la entrada", ha sentenciado el número 2 del Ministerio del Interior.

NINGÚN AHOGADO DELANTE DE LA GUARDIA CIVIL

Según ha afirmado, la Guardia Civil "hizo el seguimiento de todos los que nadaban hacia la costa" y "ninguno de ellos corrió riesgo de ahogarse". "Ninguno murió en aguas españolas. 56 guardias civiles presentes en la mañana del 6 de febrero protegieron la frontera y velaron por la seguridad en el mar y ninguno dijo entonces ni ha dicho después que se hubiese advertido riesgo de ahogamiento en aguas españolas", ha añadido.

No obstante, sí ha señalado que en espera de "lo que determine la autoridad judicial", la información disponible le lleva a concluir que la "excitación de los primeros momentos" por haber conseguido el objetivo de alcanzar la playa, el "cansancio" tras los enfrentamientos con las fuerzas marroquíes "que les tiraron piedras y utilizaron defensas de madera" o la falta de cálculo de la profundidad del agua pudieron tener que ver con los fallecimientos.

"NINGÚN INMIGRANTE ALCANZADO"

Sobre los inmigrantes que consiguieron alcanzar la playa ceutí, un total de 23, ha dicho que "fueron rechazados en frontera y entregados a las fuerzas marroquíes a las que habían superado y que les estaban reclamando" y ha asegurado que llegaron ilesos, pese al uso de pelotas de goma y botes de humo por parte de los agentes españoles para intentar evitar la entrada.

"Ninguno de los inmigrantes resultó alcanzado por el uso de ese material, llegando sin lesiones ni heridas a la playa del Tarajal", ha asegurado Martínez, para incidir, además, en que "ni se lanzó material sobre los inmigrantes ni se observó que el lanzamiento provocara pánico en los mismos" y se utilizó "adecuándose a principios de proporcionalidad y oportunidad" con un "objetivo siempre disuasorio".

Según ha concretado, aquella mañana participaron 56 guardias civiles entre mandos y agentes en el centro operativo, en la playa y en el agua, y se dispararon "145 pelotas de goma, cartuchos de protección y cinco botes de ocultación". Sobre éstos, ha afirmado que "son inocuos y tienen únicamente efectos disuasorios" y ha destacado que "como funcionan con material fumígeno al contacto con el agua se apagan".

En cuanto a las bolas de goma, ha hecho la media: "supone entre tres y cuatro pelotas por Guardia Civil en un incidente que duró 30 minutos". "¿Quién dio la orden? Las órdenes en el terreno las dan los operativos, pero los responsables políticos las respaldan y creo que los ciudadanos en su inmensa mayoría, las comprenden", ha afirmado en relación a este caso.

DEVOLUCIÓN EN CALIENTE

Preguntado por sus intenciones de reformar la Ley de Extranjería para dar amparo a la devolución sobre la marcha de los inmigrantes que, como aquel 6 de febrero, alcanzan suelo español, Martínez ha asegurado que "nadie pretende legalizar las devoluciones en caliente, que es un concepto confuso", sino "crear un marco jurídico adecuado que dé seguridad jurídica a la Guardia Civil".

El número 2 de Interior ha dicho que el objetivo es "una norma jurídica que diga en qué consiste la custodia de la frontera" para "hacer compatibles dos vectores", que quienes intentan entrar "no son delincuentes sino personas arrastradas por situaciones dificilísimas" y que "un cuerpo armado profesional vigile, custodie y proteja la frontera".

MURIERON ANTES DE QUE LLEGARA LA GUARDIA CIVIL

Martínez ha defendido "firmemente" que las 15 personas que perecieron lo hicieron en aguas marroquíes "en los primeros momentos del incidente, probablemente cuando los guardias civiles ni siquiera se encontraban desplegados en la zona". Según ha explicado, llegaron más tarde que los inmigrantes porque estaban apostados en la zona de la valla fronteriza, ya que "todo hacia prever que el intento se realizaría por un salto y no por el mar".

Con todo, ha abierto la puerta a la autocrítica: "Cuando a las puertas de nuestra casa se producen 15 fallecimientos, hay que hacer un análisis". En este sentido, ha destacado que la Guardia Civil en Ceuta lo ha realizado y ha llegado a la conclusión de que "resulta imprescindible el estudio de nuevos medios antidisturbios o disuasorios para su utilización a la vanguardia de las vallas", que éstas deben recuperar su "valor como obstáculo eficaz" y que "deberá ser evitado" el uso de medios antidisturbios en el mar.

Para leer más

 

Lo más leído

  1. 1

    Iglesias recuerda que a los hijos "se les incribe en el registro civil no en el de la propiedad"

  2. 2

    Ascienden a trece los muertos por el temporal y varias personas continúan desaparecidas

  3. 3

    Once muertos y 3 desaparecidos, balance de la borrasca Gloria

  4. 4

    Once muertos y 3 desaparecidos, balance de la borrasca Gloria

  5. 5

    La borrasca 'Gloria' deja cinco fallecidos hasta el momento

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista