Publicado 10/11/2022 11:01

El juicio se retoma este jueves con la declaración como testigo de un ex director general de Adif clave

Alfonso Ochoa tenía responsabilidades cuando se adoptaron decisiones como el cambio de proyecto y la desconexión del 'ERTMS' embarcado

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juicio por el accidente del tren Alvia, ocurrido en Angrois (Santiago) en julio de 2013, se retoma este jueves con la declaración de un testigo clave: Alfonso Ochoa, ex director general de Operaciones e Ingeniería y exresponsable de la Dirección General de Explotación y Desarrollo de Infraestructura de Adif.

Ochoa era director general de Operaciones e Ingeniería de Adif en la época en la que la línea se puso en servicio y en la que se produjo el accidente, por lo que tenía responsabilidades cuando se adoptaron decisiones como el cambio de proyecto (que eliminó el 'ERTMS' de los últimos kilómetros de la vía) y la desconexión de este sistema en su modalidad embarcada en el tren.

En su día compareció como testigo ante el juez Luis Aláez, que fue el primero en instruir la causa y llegó a citar en calidad de investigados a toda la cúpula de Adif.

En noviembre de 2018, Alfonso Ochoa declaró en la comisión de investigación sobre el siniestro creada en el Congreso de los Diputados, donde afirmó que el informe de la CIAF (comisión de investigación de accidentes ferroviarios) es "exhaustivo" y aporta "bastante luz sobre las cosas que pudieron fallar y las que fallaron realmente" en la línea.

Dicho informe apunta únicamente como causa de la tragedia al maquinista y el exceso de velocidad con el que circulaba, despistado por una llamada del interventor que le hizo desubicarse.

Además del maquinista, en el banquillo de los acusados se sienta en este juicio el que fuera director de seguridad en la circulación de Adif Andrés Cortabitarte, por imprudencia profesional grave en relación con el análisis de riesgos de la línea.

"Las causas inmediatas son obvias y es un exceso de velocidad, eso está claro, pero más allá de eso creo que no se puede profundizar sin un análisis detallado y contrastado, incluso con una instrucción judicial por medio", afirmó en su día Ochoa en la Cámara Baja.

LA TESIS DE LAS REGLAS DE INGENIERÍA

Además, este ex director general aseguró que "por la sencilla aplicación de las reglas de ingeniería" la ubicación de la transición de 'ERTMS' a 'Asfa' "solo podía estar antes de la señal avanzada de A Grandeira".

Este extremo fue rechazado por el autor de dichas reglas de ingeniería, el experto en 'ERTMS' Jorge Iglesias, que dirige un laboratorio de referencia en el sector y adscrito al Ministerio de Transportes.

Iglesias, que pidió en su día participar en la comisión de investigación para rebatir la tesis de Ochoa, al lamentar que se estuviese "faltando a la verdad", tuvo su turno precisamente este martes durante el juicio, al que fue citado en calidad de testigo tras proponerlo el abogado de la plataforma de las víctimas.

En su intervención, insistió en denunciar que, con la decisión de desconectar el 'ERTMS' embarcado, la seguridad en Angrois se redujo en "un millón de veces".

Contador

Más información