Publicado 04/02/2021 14:31CET

Marvin Dietmann, director creativo de la puesta en escena de Blas Cantó para Eurovisión 2021

Blas Cantó, representante de España en Eurovisión 2020
Blas Cantó, representante de España en Eurovisión 2020 - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El escenógrafo austriaco Marvin Dietmann será el encargado de crear la puesta en escena del representante español, Blas Cantó, en la final del Festival de Eurovisión 2021.

   Así lo ha dado a conocer este jueves RTVE, que ha destacado que Dietmann es "un profesional reconocido internacionalmente y con una dilata experiencia en el certamen europeo". Además, ha indicado que el escenógrafo es responsable de alrededor de 180 shows de televisión en toda Europa, está ligado a Eurovisión desde 2011 y fue el responsable de la actuación ganadora de Conchita Wurst en 2014.

   "Su minucioso trabajo destaca por el aprovechamiento del espacio escénico y por estar pensado tanto para el espectáculo en directo como para sorprender a los casi 200 millones de espectadores que siguen el festival cada año en todo el mundo", ha asegurado la Corporación pública.

   En este sentido, ha detallado que Dietmann fue director escénico de las actuaciones eurovisivas de Austria en 2018 --César Sapmson (3º) y Zoë (13º)--, y ha trabajado también en las candidaturas de otros países, como Bulgaria (2011) y Alemania (2017). Este año colaborará en las puestas en escena de Austria y Chipre.

   RTVE ha apuntado que será el encargado de diseñar la propuesta escénica de Róterdam y de la 'copia de seguridad' (back up) que hay que grabar en el caso de que Blas Cantó no pudiera viajar a los Países Bajos debido a las restricciones provocadas por la pandemia del coronavirus. Asimismo, colaborará en la gala de selección de la canción de España que prepara TVE para las próximas semanas.

   Marvin Dietmann, "emocionado" por trabajar con la delegación española en Eurovisión, ha destacado que Blas Cantó "tiene una presencia fuerte en el escenario y una voz increíble", así como las historias que cuentan las canciones. "Son emocionantes y nos dejarán boquiabiertos a todos", ha añadido.

   "Al final, el impacto más importante del espectáculo --incluso cuando hablamos del festival de música más grande del mundo-- es la verdad del artista. Esto ganará corazones y, con ello, los puntos y el trofeo", ha señalado.

   Dietmann ha explicado también que su papel es contribuir a que el artista "se sienta seguro en el escenario". "Hago lo máximo por los artistas y las canciones. Cada canción y cada artista tiene su propia historia y es única. Para mí es un privilegio poder trasladar su viaje emocional al escenario", ha manifestado.

   "Entiendo el concurso como una gran familia que se une cada año para celebrar la vida y la música. Especialmente hoy en día, después de un año tan duro, creo que es más importante que nunca divertirse con la música", ha concluido.

Para leer más