Trabajadores inician una semana de protestas contra el cierre de la planta de Ence

 

Trabajadores inician una semana de protestas contra el cierre de la planta de Ence

Actualizado 08/09/2014 23:52:39 CET

HUELVA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El comité de empresa de Ence Huelva ha planificado una semana reivindicativa para recabar el apoyo de las distintas administraciones y de la ciudadanía onubense y así poder evitar el cierre unilateral de la planta onubense. La batería de medidas comenzará este martes con una reunión con el alcalde, Pedro Rodríguez.

   El Ayuntamiento, por un lado, y CCOO y UGT, por otro, han informado de que los representantes de los trabajadores se reunirán este martes a las 18,00 horas con Pedro Rodríguez, que recibirá a los representantes de los trabajadores en el Ayuntamiento.

   En cuanto a las medidas organizadas por el comité de empresa, al día siguiente, a las 13,00 horas, se reunirán con representantes de la Subdelegación del Gobierno, y el jueves 11, como colofón a una marcha que partirá de la fábrica a las 18,00 horas, mantendrán una reunión con el alcalde de San Juan del Puerto, Juan Carlos Duarte.

   En paralelo a esta ronda de contactos con distintas administraciones, el comité de empresa ha convocado concentraciones y movilizaciones durante toda la semana.

   Este martes se ha convocado una concentración informativa a las puertas de la fábrica a las 14,30 horas y el miércoles las movilizaciones se trasladan a Huelva con una concentración frente a las puertas del Ayuntamiento a las 9,30 horas.

   El jueves, los trabajadores protagonizarán una marcha desde la fábrica hasta la localidad de San Juan del Puerto; mientras que el viernes se volverán a concentrar a las 14,30 horas a las puertas de la fábrica.

   Con este "intenso" calendario, el comité de empresa se plantea como objetivo "recabar el mayor número de apoyos, tanto a nivel de administraciones, como de la ciudadanía onubense, ante la catástrofe que puede suponer para Huelva el cierre de esta planta".

   "El efecto que el cierre puede tener para la provincia puede ser devastador, como lo es para toda la plantilla", han afirmado los trabajadores al recordar que provocará el despido o la movilidad geográfica de los casi 300 trabajadores, que suponen el 100 por 100 de la plantilla, "además de un fuerte impacto en la economía de toda la provincia, que se puede calcular en más de 2.000 familias que dependen del empleo que genera directamente la fábrica".

   Finalmente, los representantes de los trabajadores han expresado su convencimiento de que "esta situación tiene arreglo, siempre y cuando pongan de su parte tanto el Gobierno central, como la Junta de Andalucía y los distintos ayuntamientos, uno revisando la reforma eléctrica, en el caso del Ejecutivo central, y los otros, con la cesión de terrenos para abaratar el coste de la madera".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies