Cs reclama a la Junta el martes en el Parlamento un plan andaluz para sustituir bolsas de plástico no biodegradable

Publicado 08/07/2018 11:04:43CET

SEVILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos (Cs) defenderá el martes en el Parlamento una proposición no de Ley en la que insta a la Junta a poner en marcha un plan andaluz para disponer la sustitución de las bolsas de plástico no biodegradable, contando con la colaboración de los agentes económicos y sociales, así como con las entidades y asociaciones con interés en la materia.

En la iniciativa, que será debatida en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento, se insta concretamente a la Junta a que elabore ese plan, una vez aprobado el reglamento previsto Ley de residuos y suelos contaminados, por medio del cual debe establecerse un calendario para la sustitución de bolsas comerciales de un solo uso de plástico no biodegradable.

Se pide también a la administración autonómica que adopten medidas que procedan para reducir las consecuencias nocivas derivadas del uso de las bolsas de plástico etiquetadas como "oxobiodegradables" u "oxodegradables", que suelen incorporar aditivos a los plásticos convencionales, y limitar su consumo, así como para evitar su etiquetado como "biodegradables", dado que dicha designación puede inducir a error respecto a sus consecuencias para el medioambiente.

Otra demanda a la Junta consiste en que elabore un informe, en el plazo máximo de seis meses, donde se establezca la recogida de elementos de plástico de uso diario en la administración autonómica y se sustituyan por aquellos que estén fabricados en un 50 por ciento con sustancias biodegradables procedentes de materias orgánicas, como el almidón o la fécula de patata, a partir del 1 de enero del 2019, porcentaje que será del 60 por ciento a partir del 1 de enero de 2020.

En la exposición de motivos de la iniciativa, Cs recuerda que cada año se consumen en el mundo 500.000 millones de bolsas de plástico (8.000 millones en Europa) y un porcentaje altísimo de ellas acaba contaminando los mares y los océanos. Añade que el plástico tarda cientos de años en descomponerse en el medioambiente, hasta mil años según el tipo de plástico, de manera que utilizar masivamente un material tan duradero para objetos desechables es "un error de consecuencias catastróficas" a nivel global.

Expone que, en España, el 50 por ciento de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos terminan en los vertederos sin ser reciclados, mientras que lo referido a las bolsas plásticas de un solo uso está calculado que ni tan siquiera la mitad de ellas vuelve a ser reutilizadas, aunque solo sea como bolsas de basura, y solo el 10 por ciento acaba en el contenedor amarillo para ser recicladas.