Expertos del ceiA3 estudian cómo detener la propagación de la 'Xylella fastidiosa', bacteria que mata al olivo

Efectos de la bacteria Xylella fastidiosa en un olivo
EUROPA PRESS/CEIA3
Actualizado 07/12/2014 15:50:20 CET

CÓRDOBA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Expertos del Campus de Excelencia Agroalimentario (ceiA3) estudian cómo detener la propagación de la 'Xylella fastidiosa', una bacteria que provoca la muerte del olivo, que se transmite a través de insectos voladores y que ya ha llegado a Europa, en concreto a Italia, demostrando que el olivar es susceptible a sus efectos.

Según ha informado el ceiA3, la 'Xylella fastidiosa' es una bacteria que hasta hace unos años solo se había descrito en el continente americano, donde ha causado grandes daños en cultivos de gran importancia agrícola, como la vid, ciruelos, naranjos y almendros, de ahí que sea un organismo de cuarentena en la Unión Europea (UE).

Recientemente muchos olivos de la zona de Apulia (Italia) han muerto o se están secando por la acción de este organismo, movilizando a un gran número de instituciones y empresas científicas, con el objetivo de evitar que la bacteria se propague. Actualmente esta bacteria afecta a más de 10.000 hectáreas y es el mayor riesgo en cuestión de sanidad que afronta el olivar.

La investigadora Blanca Landa, del Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y vinculada al ceiA3, forma parte de toda esa flota de expertos que ha viajado a Italia para conocer de primera mano los efectos de esta bacteria y decidir qué medidas preventivas deben tomarse.

Landa ha señalado que la bacteria ataca el xilema de las plantas, es decir, el tejido vegetal por el que circulan el agua, las sales minerales y otros nutrientes desde las raíces hasta las hojas, como consecuencia la planta deja de transportar estos elementos y los brotes y ramas se secan progresivamente.

A su juicio, "la mejor forma de combatir la acción de esta bacteria es evitar que se introduzca en áreas que están libres de ella, y establecer medidas de cuarentena y aislamiento, como las que se aplican en humanos en el caso del ébola", es decir, "se debe evitar introducir material vegetal sin control, especialmente el que viene de zonas de Italia afectadas o de países en los que esta bacteria ha sido descrita".

En este sentido existen actualmente dos normativas de medidas de emergencia en la Unión Europea que instan a los estados miembros y concretamente a Italia a muestrear sus territorios e informar de la presencia o ausencia de esta bacteria, y a prohibir importar determinadas especies vegetales de terceros países si no se posee un certificado fitosanitario que indique que dichas especies están sanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies