La Junta reivindica su apuesta "clara" por el primer ciclo de Infantil frente a las acusaciones de "recortazo" del PP

Ludoteca,  niños, guardería
M.G. - Archivo
Publicado 07/03/2018 16:32:52CET

SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha reivindicado la apuesta "clara" del Ejecutivo autonómico por el primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años) frente a las acusaciones de "recortazo" y "merma" en la calidad de vida que, según el PP, ha supuesto el decreto que ha modificado el modelo de financiación de esta etapa.

Ha sido la diputada popular Esperanza Oña la que, en el Pleno del Parlamento andaluz, ha cuestionado a la consejera del ramo, Sonia Gaya, por los "tremendos recortes" que ha propiciado la nueva normativa, y que se concretan en familias que antes estaban bonificadas y ahora no.

Al respecto, Gaya ha precisado que la experiencia tras tres convocatorias, una ordinaria y dos extraordinarias, es la de haber mejorado con el cumplimiento del compromiso de realizar "reajustes" en el precio público, adaptando a una financiación más adecuada y beneficiando a más familias.

Concretamente, se 'suavizan' dos de los tramos, de manera que las familias que el año pasado contaban con un 50 por ciento de ayuda y que este ejercicio se quedan sin nada podrán contar con el 10 por ciento, y los que tienen el 10 por ciento tendrán un porcentaje cinco puntos mayor.

La consejera ha advertido al PP de la necesidad de "respetar el trabajo" de la Mesa de Infantil, donde "todo lo acordado han sido mejoras desde la primera hasta la última reunión", incidiendo al respecto en que las políticas de comunidades como Madrid, gobernada por los populares, no son tan ventajosas como las andaluzas.

Oña, de su lado, ha lamentado que Gaya haya llevado a la mesa propuestas "egocéntricas" en el sentido de "no admitir debate", sino que se ha llegado con una iniciativa "que ya era una decisión tomada". Ha habido "miles" de familias que se han quedado sin bonificación y el 40 por ciento de los beneficiados han visto cómo las ayudas bajaban, según la parlamentaria del PP, que ha apuntado a la conveniencia de beneficios fiscales y ha avisado de que "no sirve de nada aumentar plazas si éstas no se van a ocupar porque no se pueden pagar".