Mueren en Vilches una hembra y dos cachorros de lince ibérico ahogados en una balsa de riego

Lince
EUROPA PRESS
Actualizado 13/10/2017 17:37:55 CET

SEVILLA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de la Junta de Andalucía adscritos al proyecto LIFE+Iberlince han localizado esta semana los cadáveres de una lince hembra radiomarcada y dos cachorros en una balsa de riego en el término municipal de Vilches (Jaén).

Una vez practicada la necropsia, según los datos de Iberlince consultados por Europa Press, el resultado fue que las muertes se produjeron por ahogamiento y/o agotamiento por imposibilidad de salir de la balsa de agua.

En las pruebas radiológicas de la hembra se advierte la presencia de cuatro proyectiles plomados en cabeza, cuello y tórax, aunque los plomos localizados son superficiales y no relacionados con la muerte de los tres individuos.

Sí han muerto por disparos de arma de fuego, en un mes particularmente malo para la especie por el número de víctimas mortales, dos ejemplares más en la provincia de Jaén. El último se trataba del cadáver de un cachorro macho sin identificar de lince ibérico, nacido en el presente año 2017 y procedente de la población silvestre de Sierra Morena, del núcleo de Guarrizas, que apareció en la A-301, también en el término municipal de Vilches.

Los resultados de la necropsia determinaban que la causa de la muerte se debió a traumatismo por disparo frontal y aplastamiento craneal. En el análisis radiológico se apreciaron al menos 15 proyectiles plomados, la mayoría alojados en la cabeza.

Tanto el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil como la Federación Andaluza de Caza ya han pedido la colaboración ciudadana para tratar de identificar a la persona que mató a tiros al primer ejemplar, una hembra de algo más de un año de edad, en Sierra Morena, cuyo cadáver encontraron técnicos del proyecto LIFE+Iberlince el pasado mes de septiembre en la localidad de Villanueva de la Reina, también en la provincia de Jaén.

Fue el propio Seprona el que confirmó a Europa Press la apertura de diligencias sobre este caso. La Benemérita ha pedido ayuda a través de las redes sociales (@guardiacivil) y ha facilitado un correo electrónico, además, para que quien pueda aportar alguna información lo haga directamente (seprona@guardiacivil.org).

Estas muertes se suman a los fallecimientos por atropello, tres en Andalucía en el último mes. Un cachorro sin radiomarcar ha sido el último lince ibérico que ha perdido la vida por atropello en las vías andaluzas en 2017. Su cadáver ha aparecido en el kilómetro 91 de la carretera nacional N-420, a la altura de Azuel, una localidad adscrita a Cardeña (Córdoba).

El caso anterior se había conocido a principios de octubre, cuando trascendió que otro cachorro había sido encontrado muerto después de que fuera arrollado por un tren a su paso por el término del municipio jiennense de Vilches. El personal de mantenimiento del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) avisó a los técnicos de la Junta de Andalucía adscritos al citado proyecto del hallazgo del cadáver del animal.

El ejemplar, un cachorro macho sin identificar nacido en 2017, se encontraba en las vías de la línea Alcázar de San Juan-Cádiz, en el punto kilométrico 292, en la referida localidad de la comarca de El Condado.

Asimismo, otro lince fue encontrado sin vida en la autovía A-4, en el tramo comprendido entre Andújar y Bailén (Jaén), tratándose de un cachorro hembra sin radiomarcar nacido este año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies