PSOE-A pide no anteponer intereses electorales en la votación sobre senda de déficit y ve política "destructiva" del PP

La secretaria de Formación del  PSOE-A, Ángeles Férriz
PSOE
Publicado 18/08/2018 13:29:07CET

JAÉN, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Formación y Nuevos Afiliados del PSOE de Andalucía, Ángeles Férriz, ha pedido a PP, Cs, Podemos e IU que "no antepongan sus intereses electorales" a los de la Comunidad y presionen a sus grupos en el Congreso de los Diputados para que pueda salir adelante la nueva senda de estabilidad planteada por el Gobierno de Pedro Sánchez en la que se da dos décimas más de déficit en 2019 a las comunidades, pasando del 0,1 al 0,3 por ciento.

En rueda de prensa, Férriz ha considerado "incomprensible" que las citadas formaciones no votaran a favor en julio en el Congreso "anteponiendo sus intereses partidistas y electorales por encima de los de todo un país y de su ciudadanía". "Espero que los responsables andaluces de estos partidos hayan reflexionado sobre aquella votación y que estén dispuestos a rectificar en la próxima votación que haya en el Congreso", afirma.

Además, ha pedido que los líderes en Andalucía de estas formaciones "presionen a sus grupos en Madrid" y les hagan ver que "no se puede votar en contra de la ciudadanía, de los servicios públicos y de recuperar y avanzar en cuestiones tan importantes como la sanidad y la educación".

Así, insta a que se "pongan las pilas" por Andalucía y que "obliguen a sus grupos a apoyar esta rebaja del déficit porque beneficia a los ciudadanos y al país".

En este marco, pide al líder del PP andaluz, Juanma Moreno, a que diga "si quiere o no 350 millones de euros más para los andaluces, teniendo en cuenta que después esta formación es un pozo sin fondo a la hora de reclamar para sanidad y educación, entre otros".

Sin embargo, advierte de que "poco se puede esperar" del PP, al entender que esa "presunta defensa de la sanidad y la educación, con la que se dan golpes de pecho y hacen campañas veraniegas, es una fachada, una máscara para hacer política de destrucción masiva para desprestigiar la sanidad y educación pública para atacar al gobierno andaluz".

También ha hecho referencia a la confluencia de Podemos e IU, al considerar que tiene "una prueba de fuego" con este asunto. "Si son la verdadera izquierda y el partido del pueblo, no pueden seguir bloqueando un dinero que iría directamente a servir a la gente, a prestar servicios públicos a ese pueblo con el que tanto se llevan la boca", asegura.

En su opinión, "está muy bien que Podemos e IU tengan unidad de acción y ver a sus dirigentes, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo paseándose juntos vendiendo la nueva marca, pero estaría también bien que esa unidad de acción la tuvieran con los andaluces y con los intereses generales de la Comunidad", concluye.