El cantaor Antonio González 'El Raya' recibe en el Maestranza un homenaje por sus 50 años de trayectoria

Homenaje a El Raya
MIGUEL GALLARDO
Publicado 03/03/2018 19:16:46CET

SEVILLA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cantaor Antonio González 'El Raya' ha recibido en el Teatro de la Maestranza de Sevilla un homenaje por sus 50 años como profesional, que contó con la periodista Marina Bernal como presentadora, y en el transcurso del cual el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, le ha entregado el 'Giraldillo' en nombre del Ayuntamiento.

Por su parte, 'Los Amigos de Gines' le cantaron a 'El Raya' 'La buena gente' a capela y apelando directamente al cantaor, mientras que Los Morancos de Triana pusieron el humor en el homenaje y apelaron a la amistad y compañerismo de tantos años con el homenajeado, y el grupo 'Siempre así' interpretó una canción de su último disco y unas sevillanas de 'El Raya'.

De igual modo, Riqueni recordó que es época de Cuaresma con los acordes vibrantes de 'Amargura', en tanto que Pedro Sierra hizo una farruca rotunda, "muy brillante", según se destaca en un comunicado.

Argentina y Jeromo Segura, "hijos putativos" de El Raya, no han faltado a la cita, la primera con una canción dedicada a Huelva, y el segundo con un bolero y un tango porteño por bulerías. También recurrió al tango María José Santiago, que completó el cuadro de copleros junto a Álvaro Díaz, que evocó, en su intervención, a Carlos Cano y a Rafael Farina.

Y al final, una ronda de fandangos de Huelva a la que se incorporó emocionado el propio Antonio González 'El Raya' puso el fin de fiesta a una noche de dos horas y media de flamenco, copla, sevillanas y fandangos.

TRAYECTORIA

Antonio González Merchante, conocido en las esferas del arte como 'El Rociero', 'El Raya', se dio a conocer discográficamente en el año 1967 con un álbum grabado en Bruselas, ciudad donde compartía su trabajo en la agencia EFE con la de cantar en los teatros y centros españoles de la capital europea, con el nombre artístico de 'El Rociero'.

Su primer éxito en la capital belga lo obtuvo con el espectáculo 'La Palabra y la Semana Santa de Sevilla', apareciendo durante diez días seguidos en las paginas del periódico 'Le Soir' como el artista mas destacado de la obra.

Su vida ha sido un autentico puzzle musical que avalan sus cuarenta y tantos LP's, editados en compañía de su inseparable Santiago Martín, con el popularísimo nombre de 'Los Rocieros' y, en estos últimos años, en solitario como Antonio 'El Raya'.

En sus grabaciones, las sevillanas tradicionales, seguidillas bíblicas y fandangos de la provincia de Huelva se dan la mano para "airear por todos los confines inimaginables la partitura musical más representativa de Andalucía", con apoyo de músicos y guitarristas representativos como Felipe Campuzano, Manolo Sanlúcar, Paco de Lucía, Paco Cepero y Enrique de Melchor.

Entre sus éxitos, figuran sevillanas para la historia, figuran 'Esas Marismas Azules', 'El Desamor', 'Eres Mi Cruz', 'Sueña la Margarita', 'Mi Andalucía', 'Ave Solitaria', 'Antonio Bienvenida', 'Pensando En Ella', 'El Tío del Tambor', 'Señorito Presumio', 'Madre Tierra Andalucía', 'Que Dios Existe', 'Macarena Flor Morena', 'Esperanza de Triana', 'Sevillanas del Betis' o 'Sevillanas del Sevilla'.

En el año 1974 grabó la primera 'Antología del fandango de Huelva', con Manolo Sanlúcar e Isidro Muñoz dando a conocer estilos de fandangos desconocidos hasta entonces.

En el año 1977 volvió a grabar el mismo trabajo con la guitarra alosnera de Juan Díaz, con el que realizó un ciclo de conferencias por toda España, las primeras en los Ateneos de Madrid y Sevilla estampando su firma en el libro de honor, así como en importantes foros culturales y peñas flamencas.

Estas conferencias las ilustró interpretando todos los estilos de fandangos que existen, haciendo una gran labor de divulgación de la historia e importancia de estos cantes.

En 1976 viajó a México y, durante un mes, realizó distintas actuaciones en directo en la capital mexicana, mientras que, dos años después, en 1978, con motivo del cincuentenario del periódico diario 'Sur' de Málaga, grabó el disco 'Malagueñas del sur' con letras del poeta malagueño Manolo Alcántara y música de Felipe Campuzano y Francis de Luisa.

Intervino en los programas de Televisión Española 'Estudio Abierto' (tres veces) y 'Directísimo' de José María Iñigo; 'Cantares', 'Ritos y Geografía del Cante', o 'Flamenco', presentado por Fernando Quiñones.

En 1999 nació la 'Historia antológica del fandango de Huelva', del "feliz maridaje del afán creador y la larga experiencia" de Antonio González, que discurre "por el camino extenso y tortuoso de nuestro cante más representativo".

Es un "glorioso itinerario sonoro que nos adentra en la magia de la más amplia y bullidora familia flamenca que, aunque adquiere carta de ciudadanía a mitad del siglo XIX, hunde profundamente sus raíces en la tierra abundosa de una vieja tradición folclórica".

Por este trabajo le fue otorgado el Premio Nacional de Flamenco de la Catédra de Flamencología de Jerez, y Canal Sur lo homenajeó dedicándole su programa 'Senderos de gloria'.

En el año 2000 estrenó en la XI Bienal de Flamenco de Sevilla su espectáculo 'Huelva, la esencia del fandango', con más de 150 personas sobre el escenario cosechando un "rotundo éxito de crítica y público". La Dirección de la Bienal lo catalogó como el mejor espectáculo junto con el de la bailaora Sara Baras, éxito que repetiría en Madrid en los Veranos de la Villa de 2003, mismo año en el que el Ayuntamiento de Bollullos Par del Condado, pueblo natal del artista, acordó rotular una calle con su nombre.

Pocos meses después se acordó que en las tartas de la Casa Real había que apagar 25 velas como 25 llamas de libertad y grabó 'Sevillanas reales', un CD con un extenso libreto y textos de Antonio Burgos, Jaime Peñafiel y Antonio García Barbeito, y compositores de la talla de Quintero, León, Maestro Quiroga, Manuel Pareja-Obregón, Felipe Campuzano, Maestro Oliva, Pérez Flores y Ruiz Venegas, con la guitarra del Niño de Pura y la Orquestación y Dirección de José Miguel Évora.